baez-hijos

junio 25, 2016 7:51 pm

El ministro de Justicia, Germán Garavano, afirmó hoy que tanto el empresario Lázaro Báez como sus cuatro hijos pueden “acogerse a la figura del arrepentido”, luego de que la UIF pidiera la detención de todos ellos. El último viernes, la Unidad de Información Financiera (UIF), querellante en la causa por lavado de dinero, pidió la detención de Luciana, Martín, Leandro y Melina Báez, quienes figuraban como titulares de cuentas en Suiza.
“Al ser un caso de lavado dinero, está vigente la ley que prevé explícitamente que tanto él (Lázaro Báez), como sus hijos, como cualquiera que esté imputado puede acogerse a esta figura del arrepentido”, afirmó Gravano en declaraciones a radio Mitre. El ministro señaló que “la sociedad reclama que todas estas personas estén sentadas en el banquillo de los acusados” y que “la Justicia diga si son culpables o son inocentes, si es plata pública y que vuelva al Estado”.
Garavano sostuvo que durante el gobierno kirchnerista había “organismos absolutamente utilizados de un modo político” y aseguró que “el desmantelamiento o el funcionamiento irregular de los organismos de control era parte de una maquinaria, de una matriz”. “Hay una causa por asociación ilícita que empieza a relacionar a todos estos actores que desde su lugar hicieron que se pudieran cometer todos estos delitos”, indicó el ministro de Justicia del macrismo. El funcionario subrayó que “ninguno de los organismos saltó” para detectar antes las presuntas maniobras de lavado de dinero que comenzaron a conocerse y agregó: “Si no, no se podrían haber hecho las cosas que se hicieron y de un modo tan grosero”.
El último viernes, la Justicia Federal reveló el hallazgo de cuentas en Suiza con operaciones por más de 25 millones de dólares a nombre de los cuatro hijos de Lázaro Báez, que fueron citados a declaración indagatoria. La Justicia dictó sobre los cuatro la prohibición para salir del país y la inhabilitación sobre sus bienes, aunque el fiscal Guillermo Marijuan y el juez Sebastián Casanello coincidieron en que para analizar sus posibles detenciones deben esperar a recibir “información respaldatoria” de Suiza.

Dejá tu opinión

comentarios