xls-1-copia

octubre 5, 2016 12:57 am

Gabriel Batistuta fue nombrado ciudadano de honor en Florencia, donde dio un sentido discurso y terminó llorando de alegría al recordar sus años de gloria con el conjunto viola. Entre 1991 y el 2000, el ex futbolista salió campeón de la Serie B y ganó la Copa Italia y la Supercopa de Italia. Además, es el máximo artillero en la historia de la institución.

“Qué emocionante, me pone la piel de gallina pensar en volver a jugar en ese estadio”, soltó Batistuta en el medio de su discurso, palpitando lo que sucedería horas más tarde.

Luego, se dio una imagen que pasó a ser poco común debido a sus problemas en los tobillos, los cuales lo llevaron a retirarse yal día de hoy lo siguen atormentando. En el Artemio Franchi, mismo estadio donde deslumbró como hombre de la Fiorentina,disputó un partido benéfico entre el Resto del Mundo y viejas glorias de Italia. El oriundo de Reconquista se despachó con tres goles y su equipo se impuso por 12 a 6.

Dejá tu opinión

comentarios