festejo-Peillat-Foto-Lorena-Lucca_OLEIMA20160814_0090_29

agosto 14, 2016 10:22 am

Hace un tiempo que el hockey argentino dejó de ser Las Leonas y nada más. Más allá del mérito de las chicas (cuatro medallas en los últimos Juegos), ahora es el turno de los hombres, que no solo emparejaron las expectativas, sino que hicieron historia: Los Leones se metieron por primera vez en una semifinal olímpica y ahora tendrán dos oportunidades para irse de Río de Janeiro con un metal brillando en el pecho. Los dirigidos por Carlos Retegui superaron a España en cuartos por 2-1 con goles de Gonzalo Peillat y Juan Gilardi (de penal, a falta de un minuto para el cierre), y ahora esperan rival. El martes será el día de la semi, ante Alemania o Nueva Zelanda.

Argentina llegó sin hacer mucho ruido a Río, pero mostrando una regularidad durante la temporada que permitía ilusionarse. Así, pasó tercero de su zona (dos victorias, dos empates y una derrota) y se encontró con los españoles en el duelo que te deja o te manda a casa. Y a casa se van los europeos. Porque Los Leones salieron con hambre, con las garras afiladas y con los colmillos listos. Mordieron. Vaya si mordieron… Peillat, luego de un córner corto y con una buena definición abajo, contra un palo, marcó antes del cierre del primer cuarto. Antes, Vivaldi había salvado el arco, como para dejar en claro que atrás también hay piel. La diferencia no fue mayor en el PT porque Ignacio Ortiz no pudo definir con el arco libre y porque el arquero español sacó algunas de Peillat. En el ST Manuel Brunet casi lo liquida y al toque el palo salvó a Los Leones (remate de Romeu). Pero a falta de 3m47s para el final Pau Quemada marcó el empate, con una definición idéntica a la del gol argentino. A falta de 1m27, penal para que Juani Gilardi vuelva a poner a Los Leones en el mejor momento de su historia. Firme, a la derecha y adentro. El doble y triple turno que pregona Retegui, con devoción por el trabajo, tiene premio.

Hasta ahora, Argentina tenía dos octavos puestos en Juegos, en Seúl 1988 y Sydney 2000. Sus mejores actuaciones datan del gran tercer puesto en el Mundial 2014 (en La Haya) y también del podio en el Champions Trophy 2008 (Rotterdam).

La alegría es total. Hasta se cantó por Delpo en el medio del partido. Los hinchas están ilusionados con seguir viviendo momentos dorados en los Juegos de Río. Y los jugadores creen que pueden ir pos más. Ya hicieron historia y hay páginas esperando rugidos de Leones.

Dejá tu opinión

comentarios