Motoqueros modificado2

octubre 21, 2014 5:51 pm

En estos momentos una imagen recorre el mundo, se viralizó a través de la red social Facebook y desde ahí a otros sitios masivos. En la fotografía dos corpulentos hombres enfundados en chaquetas de cuero con el logotipo de la banda (Median Empire), y, colgando del hombro, dos notorios rifles Kalashnikov.

La imagen es, al parecer, una de las pruebas de que estos motoristas han viajado a las regiones de Irak y Siria y se han unido a los combatientes kurdos en la lucha contra los yihadistas.

“Mientras otros parlotean, nuestros chicos están en el frente, luchando contra el Estado Islámico”. Este mensaje, posteado por el líder de los motoqueros alemanes Median Empire, acompañaba a la antedicha fotografía. ”Nuestros chicos estuvieron hoy en Kobane, y me han dicho que les han disparado pero que no ha pasado nada. Están bien”, afirma el hombre, identificado como Kawan A.

Que algunos miembros de la banda de motociclistas Median Empire hayan tomado esta decisión entra dentro de lo razonable, ya que esta banda está formada casi en su totalidad por alemanes de origen kurdo (“Median” hace referencia a los Medas, un pueblo mesopotámico del que los kurdos se consideran descendientes), y en ese sentido no se diferencian de los miles de kurdos europeos que en los últimos meses se han desplazado al norte de Irak para unirse a las milicias ‘Peshmerga’. En abril, el portal estadounidense VICE News publicó un reportaje sobre cómo un grupo de estos amantes de las dos ruedas habían aparecido en un campo de refugiados kurdos de Siria en la región de Suleymaniya, en el norte de Irak, para proporcionar suministros médicos.

No obstante, para agosto, la situación había cambiado: el Estado Islámico estaba llevando a cabo un genocidio contra la población kurda de práctica yasidí en el monte Sinyar, en Irak, y la situación en Kobane se complicaba día tras día. Por ello, aparentemente, algunos de estos motociclistas decidieron dar el paso crítico.

Esta semana se supo que no sólo kurdos alemanes sino también al menos otros tres holandeses de la fraternidad “No Surrender”, sin ninguna vinculación étnica con el pueblo kurdo, se encontraban también en el norte de Irak luchando junto a los ‘Peshmerga’. La fotografía de uno de ellos, un hombre rubio cubierto de tatuajes y vestido con ropa militar a quien se ha identificado como un tal ‘Ron’ junto a un combatiente kurdo, ha sido ampliamente difundida en Twitter.  Klaas Otto, el líder de “No Surrender”, ha explicado a la televisión holandesa que tres miembros de la banda han viajado desde las ciudades de Amsterdam, Rotterdam y Breda para pelear en el frente de Mosul.

 

Dejá tu opinión

comentarios