piro

diciembre 24, 2016 3:30 pm

La llegada de las fiestas de Navidad y año nuevo viene acompañada muchas veces por el uso indebido de la pirotecnia que, según advirtieron los especialistas, afecta a la población que se encuentra expuesta voluntaria o involuntariamente a fuentes sonoras de gran intensidad.

Estas fuertes explosiones pueden generar daño al órgano auditivo, que en ocasiones pueden resultar irreversibles por lesionar estructuras del oído interno.

Según explicó Ezequiel Laborde, médico otorrinolaringólogo del Hospital Británico y asesor de GAES Centros Auditivos, “el cuadro clínico estará dado según la intensidad del traumatismo sonoro” y podrá presentarse problemas como la hipoacusia o acufenos

Dejá tu opinión

comentarios