URG Cornejo Montero

junio 21, 2015 8:46 pm

El radicalismo volverá a gobernar Mendoza, luego de que se confirmara el triunfo del frente Cambia Mendoza contra el Frente para la Victoria, que le permitió proclamarse gobernador electo al candidato Alfredo Cornejo, que celebró el triunfo junto con los precandidatos presidenciales Ernesto Sanz y Mauricio Macri.

Con el 98% por ciento de las mesas escrutadas el Frente Cambia Mendoza (FCM) obtiene el 46,43% contra el 39,42% del Frente para la Victoria (FPV), que postulaba al peronista Alfredo Bermejo, que antes de que se conocieran los datos oficiales ya había salido a reconocer la derrota.

El Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), en tanto, sacaba el 10,39% y se consagra como tercera fuerza en la provincia cabecera de la región Cuyo.

De esta manera, la UCR volverá al poder en Mendoza, cuyo último gobernador radical fue el diputado y exvicepresidente de la Nación, Julio Cobos (2003-2007), a quien le sucedió el peronista Celso Jaque (2007-2011), quien a su vez fue reemplazado en 2011 por el actual mandatario, Francisco “Paco” Pérez, también del PJ.

“Es un gran orgullo para mí en particular el ser electo gobernador de la provincia de Mendoza”, expresó Cornejo en el búnker del frente Cambia Mendoza, adonde se mostró junto a su compañera de fórmula, la senadora nacional Laura Montero, Sanz, Macri y Cobos.

Cornejo, actual intendente de la ciudad de Godoy Cruz, dijo que durante su gestión propugnará un “diálogo constructivo” y un “clima de convivencia política”, como deben tener “los mendocinos y los argentinos”.

Antes, Bermejo había salido a reconocer su derrota y la victoria del radicalismo, durante una declaración que realizó en el búnker del Frente para la Victoria, donde le pidió “disculpas al peronismo de Mendoza”.

“Asumo la responsabilidad de la derrota”, dijo Bermejo, entre silbidos cuando se mencionaba al mandatario provincial, Francisco “Paco” Pérez, a quien el peronismo le achacó el no haber hecho coincidir las elecciones provinciales con las nacionales, porque entienden que un resultado electoral favorable a Daniel Scioli podría haber sido beneficioso para el oficialismo local.

En el búnker opositor, Macri vaticinó que “Cornejo va a ser un gran gobernador” y expresó: “Esto es muy positivo. Marca que en la Argentina hay mucha gente que cree que se puede vivir mejor, que se puede convivir de otra manera”.

Dejá tu opinión

comentarios