play boy mansion

junio 13, 2016 11:42 am

Se trata de nada menos que una de las casas más famosas de California. La gran mayoría de las personas que residen allí están acostumbradas a mostrarlo todo, sin tapujos. Sin embargo, casi nadie sabe lo que sucede puertas adentro. No hubo filtraciones de fotos ni videos y, pese a su fama, pocos medios de comunicación lograron ingresar a su interior.

La mansión de Playboy, habitada durante décadas por “el magnate del erotismo” Hugh Hefner y recién vendida a un millonario fanático de la marca del conejito, es el escenario de secretos, misterios, excesos, lujuria y hasta abusos que poco salieron a la luz.

1- La mansión fue construida en 1927 y comprada por Hugh Hefner en 1971.Es una de las pocas residencias de todo Los Ángeles que posee una licencia de zoológico. Por eso estaba permitido que las “conejitas” estuvieran acompañadas por pavos reales, flamencos, tucanes, patos y hasta 100 monos encerrados en una jaula gigante.

2- Está ubicada en los suburbios de Westwood, en Los Ángeles, fue vendida por unos 200 millones de dólares a Daren Metropoulos, hijo del multimillonario C. Dean Metropoulos, y un fan de Playboy. Eso sí, Hefner, de 90 años, acordó en el contrato que viviría allí hasta su muerte.

3- Había un reglamento estricto de comportamiento que hasta reglamentaba las publicaciones en Twitter e Instagram. Estaba prohibido traer hombres a la casa. Luego, la rutina habitual consistía en una visita de todas las chicas a la habitación de Hefner en la que cada una de ellas debía mantener relaciones sexuales con el “jefe” durante dos minutos, mientras las demás le dedicaban gritos de aliento al magnate.

4- “Hef estaba acostumbrado a tener alfombras sucias. La de su habitación no había sido cambiada por años y todo empeoró cuando Holly Madison se mudó a su habitación como la novia número 1 y trajo con ella a sus dos perros. No estaban entrenados y hacían sus necesidades en la alfombra”, contó la conejita Izabella St. James en su libro Bunny Tales: Behind Closed Doors at the Playboy Mansion.

5- Se hacían grandes y lujosas fiestas en las que había tanto modelos como estrellas de Hollywood. La mansión disponía de un permiso especial para el lanzamiento de fuegos artificiales. Entre los famosos más asiduos a las celebraciones estaban los actores James Caan, John Belushi, Leonardo Di Caprio y hasta Bill Cosby, quien incluso recibió dos denuncias judiciales por supuestos abusos sexuales dentro de la misma casa.

Dejá tu opinión

comentarios