pj paco bermejo martinez palau

septiembre 5, 2016 2:00 pm

En pleno proceso de digerir las sucesivas derrotas que le infligió el radicalismo en Mendoza, el PJ local se reorganiza para enfrentar las legislativas del año que viene y para definir un candidato a gobernador de entre los dirigentes que salvaron la ropa

Se busca conductor

No falta mucho para el 6 de noviembre, fecha en que el justicialismo mendocino deberá elegir el presidente del partido, una decisión que seguramente desvela a más de uno, toda vez que el que sea elegido  será el encargado de fijar las estrategias para recuperarse, luego de numerosas derrotas electorales a manos del radicalismo. El primer objetivo es la elección legislativa del año próximo, para después ir también posicionando al futuro candidato a gobernador por el PJ.

Por el momento, el sector azul aparece como el más fuerte y algunos no dudan que será él el que impondrá el nombre del nuevo conductor. Ya suenan por los corrillos políticos los nombres de Juan Marchena y Adolfo Bermejo, aunque de la mano de Omar y Emir Félix se puede dar la vuelta al ruedo político del Rolo Gabrielli.

Muy atrás, muy rezagados y casi sin poder de decisión quedaron los kirchneristas Anabel Fernández Sagasti y Guillermo Carmona.

Distintas estrategias

Donde se puede ver claramente la anarquía que vive el PJ mendocino, es en la Legislatura, donde algunos quieren llevar a cabo una férrea oposición a Alfredo Cornejo tratando de obstaculizar todas las iniciativas que provengan del Poder Ejecutivo. Pero claro, actualmente todas las estrategias legislativas las marcan los intendentes justicialistas, quienes son más propensos a ejercer una oposición constructiva y justamente ellos también tienen roles de decisión y saben lo difícil que es conducir un municipio sin tener una buena relación con el Gobernador.

Por eso, el voto de legisladores que obedecieron el mandato de sus intendentes permitió al radicalismo aprobar el convenio laboral del Casino. Los que siguieron esa estrategia fueron Jorge Tanús, Silvia Ramos, Javier Cofano, José Muñoz, Alejandro Viadana, Javier Molina, Lidia Ruiz y Cristina Pérez.

Muy enojados se mostraban algunos legisladores de los denominados duros, pero el intendente de San Martín, Jorge Giménez, fue claro y categórico: “Este año tenemos que colaborar, si perdimos es porque algo hicimos mal y los que se enojan, que se fijen qué pasó en sus departamentos”, en obvia alusión a las derrotas sufridas en Guaymallén y Las Heras.

Escuchando a todos

No hace mucho algunos intendentes del justicialismo local se reunieron con Sergio Massa, y ahora fue el turno de recibir la visita del gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey, uno de los dirigentes nacionales que primero se abrió del kirchnerismo y que enarbola la bandera de la renovación, en su visita a Mendoza decía: “Yo estoy trabajando incansablemente para la renovación peronista, hay que cambiar esos personalismos que hubo hasta ahora”, diferenciándose claramente del estilo de conducción de la ex presidente CFK.

Por ahora, la idea es escuchar a  todos, esperar que se ordenen un poco las cargas del partido a nivel nacional y después encolumnarse atrás de un dirigente que los conduzca.

Trabajo incansable

Aunque tratan de mantener las formas y evitan hablar al respecto, los hermanos Bermejo, desde Maipú, están trabajando incansablemente a favor de la candidatura a gobernador de Alejandro Bermejo, quien corre con la ventaja de mostrar un buena gestión municipal en un departamento importante del Gran Mendoza.

En los corrillos partidarios afirman que para llevar a buen termino esa candidatura, es necesario que su hermano Adolfo sea el presidente del PJ y el encargado de fijar las pautas y formas de llevar a cabo el rol de oposición que actualmente desempeñan. Dicen que tienen bien claro, que hoy por hoy la gente prefiere opositores maduros y racionales que efectúen críticas constructivas, asuman los errores del pasado gobierno y ayuden a sacar la Provincia del estado calamitoso en que la dejó sumida Francisco Pérez.

Faltan sesenta días para la elección del nuevo jefe partidario, las cartas están repartidas, Alejandro Bermejo y Omar Félix asoman como los candidatos con más fuerzas; en esta oportunidad no habrá un dedo elector de la Casa Rosada como pasó años anteriores. El futuro del peronismo mendocino será responsabilidad pura y exclusiva de la decisión que tomen estos dirigentes que encabezan la renovación en la provincia.

Dejá tu opinión

comentarios