Farmacia

agosto 8, 2016 5:31 pm

Luis Alberto SalviPor Luis Alberto Salvi – Colegio Farmacéutico de Mendoza.

Quizás el título tenga un sesgo trágico, pero no está en absoluto lejos de la realidad. Es muy común que para acceder al medicamento en una forma rápida y sencilla mucha gente acude a lugares o comercios no habilitados para tal fin.

Entonces, ¿que hace habitualmente? Pide “un comprimido suelto” que puede ser antibiótico, analgésico, antihipertensivos y en muchos casos hasta Psicotrópicos y el que los vende lo hace con tal soltura, que realmente parecería que está haciendo un verdadero acto sanitario. Sin embargo, está atentando gravemente contra la salud de quien, irresponsablemente, acude a ese comercio.

Y es acá donde es necesario hacer las aclaraciones, de por que tanto peligro, en primer lugar es necesario que se sepa que el Ministerio de Salud es quien habilita los únicos locales donde se deben dispensar los medicamentos que son “Las Farmacias”.

Estas están siempre dirigidas y supervisadas por uno o más farmacéuticos. Quien es el farmacéutico ? Es el único profesional matriculado por el estado provincial responsable de la custodia, guarda, origen y dispensa de los medicamentos.

En definitiva es quien cumple con una labor sanitaria frente al paciente, interpretando la receta emitida por el médico, entregando el medicamento y dando la información y recomendación para su administración. También es importante que se conozca correctamente cual es el circuito que cumple el medicamento para que llegue a manos del paciente.

Primer paso sale del laboratorio que es el productor o fabricante, llega a la droguería y de ésta a la farmacia, puede ocurrir que el laboratorio venda en forma directa a la farmacia o a través de una distribuidora debidamente habilitada por el ministerio de salud.

Esto permite garantizar el origen y por ende la genuinidad del medicamento. Este circuito es el único autorizado por el estado, es decir que está absolutamente prohibido y además penado por la ley la venta a negocios que no sean las Farmacias.

Entonces se preguntará por que están los medicamentos en esos negocios, la respuesta es muy simple, puede que sean: medicamentos robados, falsificados (es decir que no tienen acción terapéutica o mejor dicho no hacen nada) en otros casos medicamentos que sobran o se los sacan a algún familiar que ya no los toma o lo que es peor que estén vencidos.

Es decir que no se cumple con algo de suma importancia que son Origen y Genuinidad y a esto sumar algo muy importante la Conservación, donde han estado, donde están conservados y cómo. El caso del vencimiento es otro factor muy importante es una información que figura en el blister o como comunmente se lo llama la tira, al cortar la unidad o comprimido se pierde esa información por ende es muy probable que el medicamento que se lleve esté vencido o próximo a vencer.

Ahora la pregunta más importante, si el medicamento que Ud. adquirió en un comercio, que no es una farmacia, le produce una reacción adversa o una intoxicación, ¿quien se hace responsable? …..

Recuerde que la salud es el patrimonio más valioso que todos tenemos la debemos conservar en su buen estado y cuidarla acudiendo a los profesionales que tienen a cargo esa responsabilidad, el médico, en primer lugar quien prescribe el medicamento y recomienda el tratamiento y el farmacéutico quien interpreta esa prescripción y lo dispensa en el único lugar habilitado por el estado: LA FARMACIA.

Dejá tu opinión

comentarios