2010480w620

febrero 28, 2015 8:45 am

La puerta del vestuario visitante no se abría. Pasó un rato y seguía cerrada. Por fin, luego de 20 minutos de misterio, la prensa pudo pasar al camarín donde el plantel deSan Antonio se había reunido para hablar. A solas. Sin siquiera el DT. Algo estaba mal. Perder contra el modesto Utah, y marcarle apenas 81 puntos (contra 90), fueron el fin de la mecha. No se trató de problemas de convivencia, de halcones y palomas. En absoluto: sólo el juego, y el compromiso con ese juego, estaban en discusión. El campeón de la NBA acababa de perder por tercera vez seguida, y de consolidarse involuntariamente en un séptimo puesto del Oeste que le resultaba raro, inusual.

“No estamos haciendo nada bien. Jugando de esta forma no somos un equipo de playoffs”, comentó Manu Ginóbili, crudo como siempre al juzgar a su equipo. Tampoco Gregg Popovichan duvo con vueltas; nunca las tiene. “Hicimos un montón de tiros con oposición que no teníamos necesidad de tomar”, criticó el DT. Y Danny Green , uno de los tripleros que vienen fallando en esta temporada, apuntó: “Hablamos de lo que está pasando, de lo que necesitamos hacer, de lo que necesitamos ser. Si seguimos haciendo esto, no seremos un equipo de playoffs. Hay un efecto de bola de nieve en el que un par de cosas anda mal y los chicos están tratando de hacer tanto por superarlo que terminan cometiendo más errores”.

Dejá tu opinión

comentarios