Maitena Burundarena

abril 7, 2015 10:57 am

La dibujante Maitena confesó su drama más oculto en una entrevista reciente con un diario capitalino. Habló de su adicción a las bebidas y el difícil momento que pasó a los 21 años en el parto de su tercera hija.

“Soy una adicta y tuve problemas con el alcohol, agarraba una botella de whisky y la bajaba entera”, contó la artista. Fue una confesión muy fuerte de la dibujante que seguramente dará que hablar. Ella se animó a contarlo.

“Cuando se muere mi hija, no se habló más del tema. Yo vuelvo del sanatorio y habían sacado el moisés, habían regalado la ropita…. Ya no había nada. Esto no pasó. Y yo de alguna manera no hablé de eso hasta hace 10 años, lo hice porque necesitaba resolver algunas cuestiones personales”, confesó.

Y admitió que ese momento en su vida disparó el problema que tuvo con el alcohol: “Tuve problemas con el alcohol y en algún momento lo relacioné con todo esto. El alcohol, el olvido, la pérdida, el no poder hablar. Pude hablar de eso, hacer el duelo que tenía que hacer, dejé de tomar alcohol. Fueron movimientos muy grandes y creo que esa pérdida a los 21 años disparó todo. No hablaba, pero agarraba una botella de whisky y la bajaba entera. Buscaba el olvido”.

Maitena contó que se siente una adicta a las bebidas, aunque hace tiempo que no toma: “Yo soy una adicta. A lo que sea. Me encanta el alcohol, pero no extraño. Todos los que tienen problemas tiene que intentar parar. Es muy duro, pero lo que hay después está buenísimo. Y hay una edad en la que ni la cabeza ni el cuerpo te aguantan. Entonces está bueno dejarlo en ese momento para llegar bien, porque falta mucho. Lo que uno no entiende a los 25 años es que el partido es muy largo. Y no es una carrera de quién llega más rápido, es de resistencia”.

Dejá tu opinión

comentarios