FormatFactoryMarcelino Iglesias

junio 12, 2015 4:20 pm

Sin el aparato que le aporta a Lobos comandar un municipio y con una candidatura más humilde pero con los mismos kilómetros recorridos, Marcelino Iglesias está más que confiado en que será el próximo intendente de Guaymallén.

Para lograrlo tendrá que superar la estruendosa campaña que está llevando adelante el actual jefe comunal y captar algunos sufragios que fueron a parar a Abraham y a Elizalde en las PASO.

“Estamos hablando con los vecinos, con propuestas concretas y sinceras; no venimos a proponer obras majestuosas porque a este municipio hay que sanearlo”, aclaró, y ejemplificó con lo sucedido en Godoy Cruz, que según Iglesias “ha sido un ejemplo de buenas administraciones sucesivas”.

“Todo es desafío, sin importar el tamaño del departamento. En Guaymallén se dan muchas condiciones que lo hacen muy apasionante para volver como el estado de abandono como, algo que no he querido referir durante la campaña, que es la falta de transparencia desde el Municipio. Guaymallén sea transformado en feudo” dijo Iglesias.

Iglesias se refirió a Luis Lobos como un nepotista: “En Guaymallén está una persona que no fue elegida para eso, se aferra al poder a cualquier costa. Su esposa es la virtual vice intendente y toma decisiones. Su cuñado como sus hijos también toman intervención. Eso se llama nepotismo, concepción feudal. Sumadas a las causas que están en la Justicia documentada, son cuatro causas. Enriquecimiento público, malversación de fondos públicos y lavado de dinero. Todos sabemos que la Justicia se acelera cuando se pierde el poder, así que seguramente después del 21 de junio él y su esposa tendrán otra ocupación”.

 

Dejá tu opinión

comentarios