1

agosto 3, 2016 11:02 am

A María Martínez sus amigos la conocen como Popi y es una de las organizadoras de Alegra tu Patria, de hecho, es la única que queda del grupo fundador, creado e impulsado por jóvenes que tienen entre 18 y 27 años y buscan despertar la conciencia social en otros jóvenes mendocinos, a través del trabajo solidario.

“Yo tuve la suerte de nacer en una casa donde no me faltó nada, dice la joven que trabaja y estudia Fonoaudiología”, pero como militante de causas sociales en grupos religiosos y ecuménicos sabe que no todos han tenido su misma suerte. “Es un momento duro en nuestro país donde la gente está dividida y se pelea, suena a cliché pero la grieta existe y mientras la mitad se pelea con la otra mitad, hay mucha gente que no la pasa bien”, reflexionó.

Si bien María desarrolla muchas actividades, sale con amigos y lleva la vida que le gusta, reserva de su tiempo una parte para llevar adelante proyectos que le hagan bien a los demás, incluso bien a la patria. De eso se trata esta historia.

“El proyecto nació hace cinco años de la mano de Agustín Ozcoidi y Lucía Manresa, ambos pertenecen al movimiento de Schoenstatt que es católico y tomaron la idea de otro proyecto de Buenos Aires que se llama Patria Nueva, en el que invitaban a chicos del último año de la secundaria a hacer alguna actividad solidaria cada 21 de septiembre.

Los chicos armaron Alegra tu Patria, en Mendoza, y buscan que los jóvenes descubran qué pueden hacer, desde su lugar, por la patria”, explicó Popi Martínez, quien es la única del grupo fundador que a cinco años de la creación del proyecto se mantiene en la organización.

3

La joven asegura que la tarea no es fácil porque cuesta convocar a jóvenes y que queden enganchados para seguir haciendo actividades, pero también aclara que no es imposible, ya que el grupo crece año tras año.

Puntapié inicial

Al crear el proyecto, los jóvenes fundadores decidieron poner una fecha anual para llevar a cabo acciones solidarias en distintos puntos de la provincia y eligieron el 17 de agosto en honor al General San Martín, el Padre de la Patria, y además porque al tratarse de un día feriado siempre les proporcionaría el tiempo completo para desarrollar la tarea.

El primer año trabajaron en la recuperación del Club Social Mundo Nuevo, de Rivadavia, el cual estaba abandonado y sin comisión directiva y en una sola jornada el grupo de jóvenes realizó tareas de pintura, sembrado y mejora de los espacios de la institución, al punto tal que dos semanas después de la pintada, el club fue reinaugurado. “Los vecinos de la comunidad quedaron contentos y, hasta la fecha, el club funciona normalmente”, dijo María y agregó: “Lo del club fue tan lindo que marcó el puntapié inicial porque vimos que el proyecto servía y que podía seguir creciendo”, y tanto creció, que ese mismo año decidieron hacer otra actividad para cerrar el año. “Pusimos una Bandera Nacional en la Peatonal Sarmiento y a las personas que pasaban les dimos hojas celestes y blancas y les pedimos que escribieran en un papel qué hacían ellas por la patria, y les contábamos acerca de nuestro proyecto y que no nos referíamos a hacer grandes cosas, sino a esas cotidianas que son buenas. El resultado fue lindo porque muchos adultos se engancharon con una actividad realizada por jóvenes, otros se emocionaron al vernos llevar adelante una actividad así y otros se coparon tanto que regresaron al cierre de la actividad para cantar el Himno Nacional con los jóvenes de Alegra tu Patria”, cerró.

Al año siguiente, con una comisión organizadora más firme le dieron continuidad a distintas actividades en escuelas públicas secundarias de Lavalle, San Martín y Luján de Cuyo; a las pintadas de colegios les sumaron talleres de formación donde trabajaron con otros jóvenes, y de cada una de las actividades no sólo se llevaron la sensación de estar haciendo algo lindo por otras personas, sino también nuevos amigos con ganas de ampliar la mirada que tienen de su mundo. “Nuestro gran objetivo es que este proyecto se transforme en una organización”, dijo María, quien integra el proyecto desde el minuto cero.

Cuestión de educación

“Trabajamos con las escuelas porque creemos que ninguna educación puede ser buena si el lugar donde uno pasa tantas horas está feo, le faltan vidrios en las ventanas o se llueve porque tiene el techo roto o los pizarrones no se leen… ¿A quién le da ganas de estudiar en un lugar deteriorado? Entonces, como sabemos que en la educación es fundamental para el día de mañana tener otro impulso, decidimos ayudar desde ahí como para transformar esos espacios en lugares mas confortables”, explicó María, haciendo alusión a que cada uno de los espacios que han embellecido o mejorado son educativos o de formación y, que por estar alejados geográficamente, muchas veces son olvidados.

Desafío 2016

“Este año ya hemos empezado a trabajar en la organización de lo que vamos a hacer”, dijo María y contó cómo uno de los integrantes propuso trabajar con el jardín Arco Iris, ubicado en el barrio Campo Pappa, que fue saqueado e incendiado en la madrugada del 1 de junio. pero luego de que la responsable de la Fundación Coloba, organización de la que depende el espacio, les dijera que hay otros dos jardines en los que se puede ayudar, mientras aguardan la reconstrucción del jardincito, los organizadores de Alegra tu Patria fueron a conocer estos espacios que desde hace muchos años cumplen una gran función en el pedemonte mendocino.

2

“Fuimos a conocer el Huellitas y el Jarillitas y apenas entramos, lo primero que nos llamó la atención y nos gustó de ellos fue el olor a casa, a comida casera; la limpieza y el orden. Eso nos motivó a decir ‘éste va a ser nuestro lugar este año’ y por eso decidimos trabajar ahí”, explicó la joven y agregó que si bien la actividad fuerte se va a realizar en agosto, piensan continuar desarrollando una serie de actividades, talleres y charlas, tanto con los pequeños como con sus mamás.

La cita es el 15 de agosto, día en el que se materializará el feriado nacional y la jornada de trabajo será de día completo. Las tareas las compartirán entre los papás y vecinos de la comunidad de los jardines y los jóvenes de Alegra tu Patria, todos con el único fin de mejorar las instalaciones de dos espacios que cumplen un rol fundamental en la vida de cientos de niños y sus familias.

Despertar el cambio joven

“Como joven me interesan las cosas que me divierten pero también me empiezan a importar otras, porque la patria la hacemos todos. Queremos alegrar la patria porque la hacemos todos, no sólo los políticos o los adultos; si nosotros hacemos esto con alegría, cuando seamos adultos ese cambio de poner mis manos al servicio de quien lo necesita, se va a notar”, reflexionó Popi, mientras le contó a El Ciudadano que todos los jóvenes y adultos que deseen sumarse pueden hacerlo tomando contacto con todos los integrantes a través de las redes sociales.

Contacto:
Facebook / alegratupatria
Instagram: @alegratupatria

Dejá tu opinión

comentarios