notti

noviembre 2, 2016 9:57 am

Les tocó vivir una tragedia que ni el más enfermo de los guionistas podría haber imaginado: en cuestión de minutos, Daniel Zalazar asesinó a la abuela, la tía, y a la mamá de cuatro niños, y además los hirió en forma gravísima con un cuchillo de cocina. Son dos de los cuatro hijitos de Claudia Arias, una de las tres víctimas de femicidio del barrio Trapiche. La buena noticia es que luego de semejantes heridas, y de tantos días de angustia, los chicos tendrán el alta médica dentro de unos tres días.

El Hospital Humberto Notti, donde se encuentran internados Mía y Luca (10 meses y 11 años, respectivamente), dio a conocer el parte oficial durante la tarde del martes. Allí se detallaba que ambos siguen con el tratamiento con antibióticos y estabilizantes, pero que recibirían el alta médica en unos tres días.

La noticia llenó de alegría a toda la comunidad, que con rezos o presencia estuvo y está presente en el devenir de la salud de los chicos. Mía, con sus escasos meses de vida, sufrió un corte en su cuello y heridas importantes en su boca. Luca, por su parte, fue víctima de tantos puntazos en su cuerpo que al principio se pensó que eran perdigones. Las numerosas heridas incluían un trozo de metal que el niño tenía en su cráneo. Luca era el más comprometido de los dos, debido a la gran cantidad de sangre que había perdido en el hecho.

Ambos podrán reunirse con su abuela y sus hermanitos, una chica de 14 años y otro nene de 9. Este último es quien, luego de esconderse en el baúl de un auto, llamó a su abuela con un celular para dar cuenta de lo que había ocurrido.

Dejá tu opinión

comentarios