zalazar-lorena

noviembre 9, 2016 4:44 pm

El tiempo pasó y la noticia ya no ocupa las principales tapas de los diarios de la provincia. Sin embargo, la investigación sigue su curso y comienza a rendir sus frutos. Lo último que se supo, es que las pericias realizadas en los lugares donde ocurrió el crimen y otras locaciones comprometen aun más al único acusado del triple feminicidio: Daniel Zalazar.

El ADN fue hallado en distintas manchas hemáticas que se encontraron en la reja de ingreso a la casa, en el patio, en el auto de la familia que estaba en la vivienda del barrio Trapiche. También en el cuchillo y en el mango hallado en una bolsa cerca del hospital Central. También se halló material genético en la campera que estaba en esa bolsa.

Además se halló ADN mezclado de las víctimas y de Zalazar, por ejemplo ADN de uno de los niños y del acusado en el cuchillo, en la campera y en una de las zapatillas. El dibujo de esa zapatilla es coincidente con una huella de la zapatilla que quedó marcada en la escena del crimen. Fue hallado bajo las uñas de la abuela asesinada ADN de Zalazar, de su hija Susana y de su nieta. Lo que se presume es que cuando Zalazar la atacó, manchado de sangre, haya trasmitido ese ADN a las uñas de la mujer.

Se pudo saber, además, que Zalazar usó un cuchillo de los comunes de cocina, una tijera que también tiene ADN de Zalazar y fue encontrado en la bolsa. También habría usado una botella, que está rota y a la que también se le encontró ADN. A la hoja del cuchillo le falta un pedazo, uno de los niños tenía un pedazo clavado en el cráneo y es coincidente con el que le falta al cuchillo. Estas pruebas le ponen un cierre en la causa.

Dejá tu opinión

comentarios