revolver

agosto 26, 2014 12:00 pm

Un hombre murió, mientras que su padre y un cuñado resultaron heridos, al ser baleados este mañana por delincuentes que intentaron asaltarlos con la modalidad conocida como “entradera” en la ciudad de Rosario. El hombre murió en presencia de su hija, una joven de 18 años que resultó ilesa en forma casi milagrosa, ya que se encontraba junto a su padre en el momento del ataque.
El incidente se produjo cerca de las 6 en un domicilio situado en Riobamba al 4300, de la zona oeste de la ciudad, y se originó cuando una de las víctimas pidió ayuda a sus parientes para empujar el auto, en el momento el que salía a trabajar. En ese momento irrumpieron tres delincuentes armados y, aparentemente ante un movimiento que interpretaron como resistencia, abrieron fuego, realizando al menos seis disparos.
Uno de los hombres, identificado como Leonardo Ezequiel Perrone, de 38 años, murió en el acto, en tanto que su padre y su cuñado recibieron heridas de bala y debieron ser hospitalizados. Según la información difundida, el hecho se inició cuando el cuñado de Perrone le pidió ayuda a él y a su padre para que les ayudara a empujar el Renault 19 de su propiedad, con el fin de dirigirse al trabajo. En ese momento los sorprendieron los tres delincuentes que llegaron al lugar y que habrían tenido intenciones de ingresar a la casa con fines de robo.
Perrone recibió tres tiros en el acto y murió delante de su hija de 18 años, que se aprestaba a dirigirse a la escuela. Su padre y su cuñado fueron llevados de urgencia por heridas de bala al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez, donde
permanecían internados fuera de peligro. Los delincuentes escaparon a la carrera y se perdieron en los pasillos de un asentamiento cercano.

Dejá tu opinión

comentarios