cigarrillos-aumentan-promedio_CLAIMA20160502_0032_28 copia

mayo 4, 2016 8:55 am

El reciente aumento de 50% y 60% en el precio de los cigarrillos generó malestar en muchos fumadores, ya que a la hora de comprar su habitual paquete tienen que desembolsar ahora más dinero. Sin embargo, los especialistas en salud celebraron la medida y aseguraron que el precio debería seguir incrementándose hasta alcanzar los de países limítrofes, como por ejemplo Chile.

“Para nosotros es muy bueno que suba el precio de los cigarrillos, porque mientras mayor sea, menos consumo hay en algunos sectores”, expuso Laura Villavicencio, jefa del Programa Provincial de Control de Tabaco.

“Tendría que aumentar para equipararse con precios internacionales, por lo menos con países como Chile”, remarcó la profesional, quien mencionó que muchas personas que viajan al exterior se llevan varios paquetes de cigarrillos porque en su destino les sale más caro fumar.

Las edades de la discordia

Con respecto a los segmentos de edad en los que los precios motivan a la gente a dejar de fumar, los expertos nombraron a los adolescentes y a las personas de bajos ingresos. “Los jóvenes son los que más bajan el consumo cuando sube el precio porque tienen un poder adquisitivo menor que el de los adultos”, aseguró Villavicencio, a la vez que señaló que en la provincia la franja de los 11 años hasta los 18 presenta un alto consumo de tabaco.

Por su parte, Alchapar coincidió en que el aumento del precio de los cigarrillos funciona como un elemento más para que las personas dejen de fumar dentro de un determinado contexto. “No sirve como un elemento aislado, sino como un conjunto de factores que hacen pensar a los fumadores en dejar el vicio”, detalló el neumonólogo.

Como un ejemplo, mencionó a aquellas personas de bajos recursos que tienen que elegir entre comprar dos litros de leche para sus hijos o un atado de cigarrillos. “Todo eso hace que en su cabeza se desarrolle un proceso necesario para dejar de fumar”, añadió.

Fumando espero (el aumento)

A pesar de que se había anunciado el incremento en los cigarrillos a partir del domingo pasado, muchos compradores se sorprendieron cuando llegaron al quiosco para realizar su compra habitual de cigarrillos. “Se quejaron bastante porque no pensaron que habían aumentado tanto y muchos hasta dijeron que iban a fumar menos. Pero generalmente dicen eso y siguen consumiendo igual”, se sinceró Marcela, encargada de un quiosco de la calle 25 de Mayo, en el centro.

En un comercio ubicado en la Peatonal ayer sólo ofrecían cigarrillos de una tabacalera porque todavía no contaban con la lista oficial de la otra. “La gente compra igual y el que no, deja un tiempo y vuelve a comprar normalmente”, opinó Jorge, vendedor de ese negocio. Para él se trata de un vicio muy fuerte y si la gente deja de fumar es por otros motivos, no tanto el económico.

María José, de un quiosco de calle Garibaldi, contó que el lunes recibió varias quejas de fumadores e incluso varios se fueron sin comprar cigarrillos, pero ayer se estaba normalizando la venta. “Muchos tenían dudas de los precios, pero parece que averiguaron que en todos lados está igual”, consideró.

Dejá tu opinión

comentarios