0012262565

febrero 27, 2015 9:08 am

En una Bombonera repleta, Boca jugó su segundo partido en el Grupo 5 de la Copa Libertadoresante Montevideo Wanderers, un equipo que venía de cosechar una victoria frente al Zamora deVenezuela. Con la expectativa puesta en la presencia de Pablo Daniel Osvaldo en el once titular, el mítico estadio estalló cuando los protagonistas salieron al campo.

La prematura lesión de Guillermo Burdisso no modificó la fórmula del “Vasco”, dado que el ingreso de Juan Cruz Komar significó un cambio de nombres, pero no de esquema. De modo que el combinado argentino continuó dañando a la visita a través de la jerarquía de su ofensiva. 

A la media hora, los porteños se pusieron en ventaja a través de la pelota parada. El preciso centro de Lodeiro, junto con la pasividad defensiva, colaboró en la conquista de Komar, quien festejó el 1 a 0 desde adentro del área chica. Sin embargo, la alegría duró poco. Dado que a los 60 segundos, los comandados porAlfredo Arias establecieron el empate. Desde la reanudación del pleito, en el círculo central, las paredes entre Gastón Rodríguez y Diego Riolfo llevaron a que el volante con pasado en el Recreativo de Huelva defina entre las piernas de Agustín Orion y enmudezca al Alberto J. Armando.

Tuvo que aparecer la incorporación estrella para devolverle la tranquilidad el dueño de casa. En su debut soñado, el delantero capitalizó una proyección de Nicolás Colazo y con un fantástico anticipo acomodó el balón al lado del palo derecho de Burián. El grito de Osvaldo llegó en el momento justo, y Boca salió al complemento con la armonía pertinente del caso.

Con la victoria, los de Arruabarrena quedaron en la cima en soledad con puntaje ideal. Punta que buscarán defender el 11 de marzo cuando reciban al Zamora.

Dejá tu opinión

comentarios