pibes chorros

mayo 4, 2016 6:00 pm

Una siniestra seguidilla de casos aberrantes contra niños y jóvenes de corta edad está afectando a algunos barrios del Gran Mendoza. Es que en los últimos días se produjeron hechos de violencia sexual e intento de secuestro contra menores.

Al margen de la violencia, los recientes episodios comparten varios elementos en común, algunos escalofriantes. En primer lugar, todos los sucesos se perpetraron a plena luz del día y en la vía pública.

El otro elemento que se repite es la falta de testigos. Al parecer, el horario elegido por los delincuentes para robar, secuestrar y violar es en horas de la siesta, cuando muy poca gente se encuentra en la calle.

Por suerte, ninguno de los niños afectados por la perversión de un adulto perdió la vida, aunque ahora deberán aprender a convivir con el trauma que les significó el haberse convertido en víctimas de la aberración a temprana edad.

Vecinos de Dorrego le dicen “basta” a la violencia y a los robos

Ante los reiterados hechos de violencia, robos y violaciones que recientemente se registraron en Dorrego, los vecinos no aguantaron más y salieron a protestar a las calles.

La paciencia de los vecinos se colmó ayer luego de que se confirmara que una chica de 14 años fue violada en plena vía pública a plena luz del día. El hecho generó tal repudio que miembros de la unión vecinal del barrio Alimentación convocaron a una marcha para reclamar seguridad para todos y justicia para la niña.

La cita fue a las 17 de ayer en Aramburu y Las Cañas, del distrito guaymallino, lugar donde se produjo la violación. Al encuentro se acercaron unos 300 vecinos, quienes luego de cortar la calle Las Cañas denunciaron “zona liberada para chorros y violadores”.

Dorrego sur, también en llamas

Unas de las calles más oscuras y desprotegidas de Mendoza están al Sur de Dorrego, y esta situación genera hoy una nueva ola de asaltos a comercios en el área. Para colmo, la Policía asegura no poder salir a patrullar porque “los móviles disponibles están rotos”.

Violan y golpean a una menor en Guaymallén

La comunidad de Dorrego sigue conmocionada por un hecho acontecido este lunes en horas de la siesta, cuando una niña de 14 años fue golpeada y después violada al bajar de un colectivo de la línea 100.

Según relató la víctima (de quién no se difundió el nombre) a los investigadores, un hombre de aproximadamente 40 años, con jean y remera azul, la atacó en la intersección de Las Cañas y Aramburu, en el barrio Alimentación, y luego abusó de ella sexualmente en una acequia aledaña, a plena luz del día.

El escalofriante hecho ocurrió cerca de las 17, cuando la víctima bajó en la parada de la esquina mencionada para encontrarse con su novio. Al parecer, la joven, que había abordado el transporte público en el centro, habría hecho todo el recorrido con su victimario.

Según consta en la declaración policial, “el hombre, de gran contextura física, descendió en la misma parada que la menor y luego de caminar tres cuadras detrás de ella, la redujo y la empujó al interior de un cauce. Luego, extrajo un arma de fuego y la encañonó, para luego someterla sexualmente.

Trata: niña de 12 años se liberó de sus captores

Sobre este caso –ocurrido ayer– no hay muchos datos al respecto, ya que la víctima, Josefina (12), todavía estaba en estado de shock al cierre de esta edición y no había podido declarar ante las autoridades sobre lo que le tocó vivir.

Lo poco que se sabe es que la nena salió del colegio y fue interceptada por dos hombres que se la llevaron. Tres horas más tarde, luego de que la foto de la niña se viralizara en las redes sociales, apareció presentando signos de haber sufrido violencia. La herida más grave era un corte en el brazo izquierdo, aunque también presentaba lesiones en la cara.

Según trascendidos, la pequeña dijo que no recordaba nada de lo que le pasó, por lo que no se descarta que probablemente haya sido adormecida con algún inhalante. La Oficina Fiscal Nº 9 investiga el caso, en el que todas las pistas indican que sería un intento de secuestro enmarcado en la trata.

Secuestran a niña frente a su escuela y logra escapar

El viernes pasado, cerca de las 12 del mediodía, Florencia Tula, de 8 años, fue secuestrada en la puerta de su colegio por sujetos que se trasladaban en un auto. Cuando el papá de la nena llegó a buscarla, la pequeña no estaba y ahí comenzaron su búsqueda. Recién a las 19 de ese mismo día un preventor de Ciudad la encontró llorando desconsoladamente en la esquina de Coronel Díaz y San Martín.

Según el jefe de la Policía, la niña apareció en buen estado de salud, aunque todavía se investiga si sufrió más daños.

En tanto, familiares de la menor señalaron a El Ciudadano que Florencia fue secuestrada y al cabo de unas horas logró escaparse de sus captores, cuando uno de estos salió a comprar comida y cigarrillos.

Dejá tu opinión

comentarios