indigente

octubre 14, 2015 6:30 pm

El caso de un indigente muerto en la plaza Sarmiento, de Ciudad, descubre una realidad angustiante que afecta a muchos mendocinos en situación de calle.

Sólo en Capital son más de 300 los indigentes que todos los días del año duermen a la intemperie.

La Plaza Independencia y los hospitales Central y Lagomaggiore son los principales puntos de pernocte callejero.

Mientras tanto, las ONG no dan abasto y los centros de ayuda del Gobierno no tienen recursos. Cada vez hay más abuelos viviendo en el abandono y, para colmo, la primavera no llega

Mendoza es una provincia con casi medio millón de pobres y más de 80 mil indigentes. De este último grupo, unos mil no tienen siquiera donde dormir y de ese total, más de 300 sobreviven durante el día, en los alrededores de la Terminal y el microcentro  y durante la noche buscan resguardo en las periferias ‘techadas’ del Hospital Central o en el Lagomaggiore.

Estas personas, en ocasiones, llegan desde otros países, huyeron o escaparon de sus hogares o, en el peor de los casos, eligen ese estilo de vida. De cualquier forma, son víctimas del abandono. Ya sea por parte de una situación social o familiar, a estos NN (ya que nadie los reclama ni en las morgues judiciales) se les soltó la mano y nadie hizo nada para ayudarlos. Así, terminaron en la calle.

Lo cierto es que además de la primera desatención, estas víctimas de la desidia y la inacción sufren un segundo abandono por parte del Estado, que prefiere, por cuestiones electorales, ocultarlos, mantenerlos debajo de la alfombra, como si fueran basura. Es que tanto el Gobierno provincial como el nacional, prefieren esconder cifras sobre personas afectadas y así brindar soluciones basadas en resultados cuantificados.

En consecuencia, organizaciones locales como Voluntarios en Red, UPA y Luciérnagas, además de ayudar con abrigo, comida y servicios, también ofrecen estadísticas que intentan esclarecer el panorama. “Viven en Mendoza unas 300 personas en situación de calle. Principalmente duermen en la Terminal de Ómnibus pero, como los corrieron de su interior, sólo pueden hacerlo en los bancos de afuera o en la Plazoleta del Indio. Si no se ven también en los hospitales (Central y Lagomaggiore) o también duermen en las plazas o puertas de galerías. Durante el día algunos cuidan autos. A esto hay que sumarle a que no hay centros de contención. El hogar de Guaymallén cerró por falta de pago a los que lo administraban pero igual era un espacio para 40 personas”, dijo a El Ciudadano Hugo Alberto Fiorens, de la ONG Voluntarios en Red.

Abuelos en peligro

Todos los sábados en la tarde, Voluntarios en Red organiza la merendada en la que se puede hablar y conocer a los ‘sin casa’ de Mendoza. Según sus organizadores, últimamente existe una marcada prevalencia de adultos mayores a este tipo de reuniones de socorro. “Hay muchas personas en edad avanzada de las cuales muchas, naturalmente, están enfermas. Las distintas organizaciones sociales hemos trabajado mucho en el tema, pero la solución definitiva nunca llega por parte del Estado. Lo malo es que no hay un lugar en Mendoza donde se las pueda contener ni brindar un tratamiento adecuado sobre sus consumos problemáticos”, dijo Fiorens y agregó: “En los últimos tiempos hemos observado un crecimiento de esta problemática social. A la plaza los sábados llegan cada vez más personas y con mucha hambre, suelen consumir, en promedio, hasta cuatro meriendas cada uno”. //Orlando Tirapu

Otro indigente muerto, y van…

Un indigente fue encontrado muerto en la plaza Sarmiento, en pleno centro de la Ciudad de Mendoza, en las primeras horas de ayer.

El hombre estaba con el cuerpo apoyado sobre las rejas frente a la Catedral de Loreto, en José F. Moreno y Lavalle. El cuerpo presentaba un golpe fuerte en la cabeza, lo que hace presumir que, en primera instancia, podría tratarse de un accidente. La clínica de la Sociedad Española de Socorros Mutuos se encuentra a menos de 30 metros del lugar, pero el hombre no recibió auxilio alguno. Nadie reclamó el cadáver.

Dejá tu opinión

comentarios