ciudadanodiario.com.ar
Mendoza ya disfruta de su primera playa en el río Mendoza
Cargando...
Por Redacción

Mendoza ya disfruta de su primera playa en el río Mendoza



Mendoza ya disfruta de su primera playa en Luján, en una de las bajadas del río Mendoza a la altura de Blanco Encalada. La Municipalidad de Luján pasó a tomar partido en esa zona tan controversial en cuanto al ordenamiento territorial.


Del cauce principal, el río Mendoza salía un brazo y se ha decidido abrir un tercer cauce de baja peligrosidad incluso para permitir que los niños puedan nadar allí. Habrá espacio para 150 autos, estará abierto a todo público y tendrán que pagar solamente quienes ingresen con vehículo a un precio de 100 pesos por vehículos: autos y camionetas.


Los autos estarán en una zona segura y existe una alarma que se emitiría en un caso hipotético de crecida del río para que los guardavidas den la orden de evacuar la playa. La seguridad estará brindada por la Policía, preventores, bomberos y Defensa Civil.


No se podrá vender alcohol pero sí consumir, es decir que no estará prohibido llevarlo siempre y cuando se hagan cumplir las normas de convivencia. Hay lugares para comer y también churrasqueras, que se hicieron con los escombros de la pista de aterrizaje del Francisco Gabrielli.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Mendoza ya disfruta de su primera playa en el río Mendoza

Mendoza ya disfruta de su primera playa en Luján, en una de las bajadas del río Mendoza a la altura de Blanco Encalada. La Municipalidad de Luján pasó a tomar partido en esa zona tan controversial en cuanto al ordenamiento territorial.

Del cauce principal, el río Mendoza salía un brazo y se ha decidido abrir un tercer cauce de baja peligrosidad incluso para permitir que los niños puedan nadar allí. Habrá espacio para 150 autos, estará abierto a todo público y tendrán que pagar solamente quienes ingresen con vehículo a un precio de 100 pesos por vehículos: autos y camionetas.

Los autos estarán en una zona segura y existe una alarma que se emitiría en un caso hipotético de crecida del río para que los guardavidas den la orden de evacuar la playa. La seguridad estará brindada por la Policía, preventores, bomberos y Defensa Civil.

No se podrá vender alcohol pero sí consumir, es decir que no estará prohibido llevarlo siempre y cuando se hagan cumplir las normas de convivencia. Hay lugares para comer y también churrasqueras, que se hicieron con los escombros de la pista de aterrizaje del Francisco Gabrielli.

comentarios

Login