niños internet

septiembre 10, 2014 12:00 pm

Un dato preocupante surge de un reciente estudio realizado por la consultora Asociación Meter Onlus, que opera en la Argentina desde el 2012. En él se asegura que el 75% de los niños mendocinos de entre 9 y 11 años ya tiene un perfil en Facebook y una amplia red de contactos on line, aunque la edad mínima legal de acceso a la red social más popular es de 13 años.
El incremento del ingreso de menores a Facebook responde a que la empresa anunció tiempo atrás que permitirá a los usuarios adolescentes de la red compartir contenidos públicamente, es decir, que cualquier persona podrá acceder a las publicaciones que éstos suban a la red social. Hasta ahora, los menores de edad en Facebook sólo podían compartir contenidos con sus amigos y con los amigos de sus amigos, pero hoy, ser menor o no serlo es igual.
La problemática tiene tres aristas. La primera es el acceso ilimitado que los menores tienen al sexo explícito y a la violencia en cualquiera de sus formas. La segunda, tal vez la más preocupante, es la exposición de contacto que tienen los menores con adultos que intentan persuadirlos con fines abusivos. La tercera, también relacionada con los contactos, es la entrega de datos. Muchos menores, en la ingenuidad propia de la edad, dan información privada a desconocidos que a corto o a largo plazo pueden menoscabar la integridad física y/o psicológica, tanto de ellos mismos como de su familia. En el 2012, la Oficina de Delitos Complejos de la Policía de Mendoza investigó el caso de una niña de 9 años que, vía chat, entregó datos sobre los movimientos habituales de los integrantes de su familia.

Sexo explícito y violencia
Que Internet está lleno de antivalores no es nada nuevo. En un principio este tipo de publicaciones que faltan a la moral, a la ética y sobre todo a las buenas costumbres se limitaban a determinados sitios que advierten que el espacio es sólo apto para mayores de edad. Pero hoy no es así. Facebook, en teoría, no es un dominio dedicado a la pornografía o la promoción del nazismo, pero ante la evidente falta de control por parte de este monstruo de Internet, hoy la red social más grande del mundo se presta enteramente a la tarea de promover libremente sexo explícito, violencia ideológica, discriminación y hasta cómo fabricar una bomba. Así, un niño de 10 años con el solo hecho de crearse una cuenta, tiene acceso a través del buscador a todos estos contenidos no aptos para su edad.

Trampas, abusos y persuasión
De acuerdo al informe citado, el 29% de los menores ha sido contactado por algún extraño en Internet. De ese total, el 10% ha sido persuadido para mantener un encuentro. Desde la fundación Alia2 Argentina, especialistas en estos temas creen que es necesario tomar conciencia de la necesidad de hacer uso responsable de Internet./ Orlando Tirapu

Dejá tu opinión

comentarios