0013914502

diciembre 11, 2015 12:28 pm

Con un grupo de jóvenes y acompañado de unos pocos nombres de más experiencia, Lionel Messi encabezó el último compromiso por Champions League del Barcelona en la fase de grupos. Fue igualdad ante el Bayer Leverkusen en Alemania, justamente con gol de la Pulga.

Pero la nota saliente fue la imagen que circuló por los medios de todo el mundo: el argentino tocándose los isquiotibiales, como sintiendo alguna molestia. Al día siguiente, acusó algunos problemas personales y se ausentó al entrenamiento, como para sembrar dudas respecto a alguna lesión. Pero los rumores se cortaron de raíz esta mañana.

Con una sonrisa en su rostro, el mejor jugador del mundo pisó el verde césped otra vez y se movió al ritmo del resto del grupo. Es más, a Luis Enrique le consultaron por su estado físico en conferencia de prensa y derrochó optimismo: “Está en perfecto estado; pueden estar los culés tranquilísimos”.

Es una declaración que repercute en el Mundo River, pensando en que ambos son potenciales rivales en la final del Mundial de Clubes que se celebrará el 20 de diciembre en Japón. El Barça recibirá mañana a La Coruña antes de volar hacia territorio asiático y su principal duda es Neymar, quien sufrió una distensión en su aductor izquierdo. Le prenden velas al brasileño, que llegaría con lo justo al cruce con el Millonario.

Otros dos futbolistas del conjunto catalán que seguramente reciban el alta hoy son Sergi Roberto y Jeremy Mathieu, quienes arrastraban distintas dolencias.

Dejá tu opinión

comentarios