claudia

octubre 26, 2016 11:04 am

Es la mujer que recibió el primer llamado por parte de su nieto, contándole lo que había pasado en la casa del barrio Trapiche. Se llama Miriam, y aquel domingo por la mañana el nene le contaba que un loco, Daniel Zalazar, había matado a las tres mujeres de la casa, hirió a sus hermanos, y persiguió con una linterna a otro nene para matarlo, pero este se escondió en un baúl de auto.

“Se han ido tres personas importantes de mi vida: mi mamá, mi hermana y mi hija. No sé cómo puedo contar esto, son momentos muy difíciles y duros. Es el Señor el que me sostiene y sostiene a la familia, junto con el cariño de los vecinos de San Antonio, que nos ayudan con oración y consuelo”, comenta acongojada la mujer.

Miriam vive en una casa pequeña, y su marido es vendedor ambulante. Es una joven abuela de 57 años, con cuatro vidas nuevas que llegan a ese hogar, y por más amor y contención que se les pueda dar hay también una necesidad concreta: necesitan ayuda. Desde el Estado se prometió un apoyo económico para la nueva familia, y al mismo tiempo hay colaboración del municipio de Godoy Cruz y también por parte de Derechos del Niño, desde donde se les indica cuáles son los pasos a seguir en cuanto a lo psicológico.

Miriam cuenta que sus nietos aun no pueden entender lo que pasó, están consternados y tratando de sobrellevar esta situación. “Se está haciendo Justicia, pero necesitamos una justicia concreta. El mundo está sin Dios, entonces el mundo quiere caminar sobre su propio capricho, por su propia ideología sucede esto”.

Si tenés fotos o videos de interés, compartilos con nosotros en el WhatsApp de El Ciudadano: 2616204166 o en nuestro Twitter @ElCiudadanoMza

Dejá tu opinión

comentarios