FormatFactoryfoto1

mayo 20, 2016 7:15 pm

Del mismo modo que sucede en varios lugares del planeta, en nuestra provincia también existen mitos y leyendas que se transmiten de generación en generación.

Algunas historias son antiguas y lograron conocimiento gracias a la transmisión boca a boca, pero otros son más actuales y ganaron tanto difusión como permanencia a través de dispositivos electrónicos y redes sociales.

Siempre interesantes y a veces espeluznantes, este tipo de publicaciones generan gran controversia entre creyentes y refutadores, los que muchas veces no se ponen de acuerdo, como ha sucedido con miembros de la Iglesia, por ejemplo.

Lo interesante en estos ‘nuevos mitos cuyanos’ es la variedad. Hay de todo tipo, color y lugar, aunque por lo general proliferan con mayor fuerza en zonas alejadas a la ciudad. Fantasmas capturados con la cámara de un celular, videos de ovnis, archivos de audios con mensajes del ‘más allá’ y hasta vecinos que escuchan ruidos provenientes de edificaciones ‘embrujadas’, son sólo algunos ejemplos de inusuales documentaciones que por estos días los mendocinos comparten en Facebook, WhatsApp y Twitter.

Lo cierto es que aún tienen vigencia tanto los acontecimientos paranormales recientes denunciados, como otros que cosecharon popularidad muchos años atrás. Veamos qué nos dice la creencia popular.

Misterios en el Este

Desde La Paz, Rivadavia, San Martín y Junín llegan la mayoría de las historias. Relacionadas siempre con apariciones espectrales o religiosas, estas manifestaciones no tardan en ser conocidos en toda la provincia gracias a las redes sociales. Los últimos dos episodios viralizados virtualmente no tienen más de un mes, y en ambos casos el misterio está presente.

El primer caso tiene origen en El Trébol, un barrio de San Martín aún sin terminar que tiene varios terrenos baldíos a su alrededor. Según relataron a El Ciudadano quienes confirman el relato de un vigilante de la obra, el hombre en cuestión que asegura que cerca de las 3 de la madrugada de una noche cerrada, escuchó ruidos extraños que provenían de uno de los descampados.

FormatFactoryfantasma san martin

Como buen cuidador, el sereno se arrimó hasta el lugar desde donde provenían los sonidos –descriptos como elementos de metal que caen mezclados con gritos de mujer– y se encontró con el peor de los panoramas: allí había un fantasma. Acto seguido, como lo haría cualquier persona que no quiere ser ‘tomada por loca’, sacó su celular y capturó una foto en la que –supuestamente– se puede apreciar la aterradora figura de una mujer vestida de blanco que deambula sola en medio de la fría noche.

La imagen no tardó en multiplicarse por Internet y a las pocas horas toda la provincia y buena parte de los medios nacionales, se hicieron eco de la macabra visión.

Al otro día comenzó el debate entre expertos y religiosos que no se ponen de acuerdo ni siquiera entre ellos mismos. Testigos que escucharon la espeluznante historia dicen que el sereno llevó a un sacerdote esa misma noche para bendecir el lugar y que el prelado le dijo: “Son almas de muertos recientes que han sufrido y aún no pueden dejar la Tierra”. Sin embargo, horas más tarde otro cura del Este mendocino dijo que nada de todo eso era cierto, aunque los vecinos sostienen que “la Iglesia está tapando algo muy oscuro”.

Otros que tampoco llegan a un acuerdo son los expertos en fotografías. Este medio consultó a dos profesionales, quienes no pudieron desmitificar la imagen y casi al unísono dijeron que “si es falsa está muy bien hecha”. Pero no pudieron confirmar ni negar nada.

Un tanque místico

Este hecho sucedió hace pocas semanas, cuando una imagen habría aparecido en el tanque de agua de una casa ubicada en el barrio Las Colonias, en La Paz.

FormatFactorybodega arizu embrujada

Desde ese día, la gente no deja de llegar al lugar para rezar, y mientras los dueños del hogar dicen que se trata de la Virgen de La Paz, otros afirman que es “una novedosa coincidencia”. De cualquier modo, desde que las fotos llegaron a Facebook feligreses de toda la provincia aún hoy visitan la vivienda para pedirle favores o agradecer a la imagen del tanque “místico”.

Alojamientos paranormales

Por lo general, este tipo de historias llegan desde los barrios ubicados en el centro del Gran Mendoza, donde se encuentran las edificaciones más antiguas de la provincia. De esta manera, bodegas, chalets y hasta viejos clubes son señalados diariamente por ‘prestarle alojamiento’ a seres misteriosos.

El último caso denunciado, celular en mano, fue publicado hace un mes por un diario digital en su sección El Mendolotudo, donde se hicieron eco de un tétrico episodio que tuvo como protagonista a dos chicos que se metieron en las entrañas de la vieja bodega Arizu, en Godoy Cruz.

FormatFactorybodega arizu embrujada2

Según cuentan estos ‘cazafantasmas’ menducos en la nota titulada La séptima puerta abandonada, una vez que entraron en el lugar abandonado ambos escucharon y vieron de todo. Zumbidos, sombras, gritos y hasta fueron atacados con elementos contundentes que provenían de la más intensa oscuridad detrás de una puerta que nadie cruza desde hace más de 40 años.

Tal vez el espacio ‘polstergeist’ más emblemático de nuestra provincia sea el chalet ubicado en Boulogne Sur Mer y Emilio Civit, en plena Ciudad. Según cuentan miles de personas, quienes se aventuran a entrar en ese lugar son testigos de una gran variedad de fenómenos paranormales inexplicables, entre los que se encuentran objetos flotantes, voces que vienen de ningún lado y que susurran los nombres de los visitantes, entre otras manifestaciones que mejor no les seguimos contando porque de otro modo, los lectores de este diario quizás no puedan dormir esta noche.

Ovnis en el Sur provincial

Malargüe v General Alvear concentran casi la totalidad de las historias relacionadas con fenómenos protagonizados por objetos voladores no identificado, comúnmente llamados ovnis.

Según pudo investigar este diario, los casos son tantos que la gente ya los ha naturalizado. “Las luces que vemos en los cerros ya no nos dan miedo. Yo desde chico que las veo. Al principio a los niños nos decían que era la ‘luz mala’ para que nos portemos bien, pero con el tiempo nos dimos cuenta que tan mala no era ya, que nunca nos hacían daño, dijo Ulises Pedroza, puestero de El Payén, en Malargüe.

FormatFactory666

Pero, al margen de las luces que ‘aterrizan’ sobre el monte, muchos también aseguran haber visto los mismos destellos sobre el claro cielo del sur de Mendoza. “Acá pasa algo extraño desde hace mucho. Cualquier noche se puede venir a mirar las luces que atraviesan el firmamento. Muchos turistas vienen y acampan en mi puesto y pasan la noche en vela tratando de sacarles fotos a los platos voladores, pero nunca pueden porque son muy rápidos. Igual, nunca pasa nada, no hay que asustarse”, dijo a su vez María Rosa González, vecina de Los Molles, del mismo departamento.

Inclusive la actividad paranormal es tan grande que el mismísimo Fabio Zerpa, tal vez el mayor experto en ufología que tenemos los argentinos, habló con los medios sobre lo que, desde hace mucho, sucede en el sur provincial. “Malargüe tiene un campo energético muy grande. La gente se siente bien en ese lugar ideal para el avistaje por su poca contaminación visual y la baja densidad de población, factor fundamental para el aterrizaje y búsqueda de uranio”, explica Zerpa sobre Mendoza.

En General Alvear tampoco se quedan atrás y dicen que en los espacios más abiertos del departamento, con frecuencia se pueden avisar ovnis. Inclusive, una empresa de turismo ofrece el servicio de astro turismo, aunque avisan que “puede no verse nada como puede verse de todo”.

En fin, creer o reventar, todas las pistas de aterrizaje de los extraterrestres parecen estar en el Sur mendocino.

Dejá tu opinión

comentarios