molina

octubre 7, 2014 8:44 am

El titular de la Sedronar, Juan Carlos Molina, inauguró ayer en Salta, junto al gobernador Juan Manuel Urtubey, un encuentro internacional sobre prevención y tratamiento de drogas, en el que insistió en que para hacerle frente al narcotráfico no hay que criminalizar al adicto ni considerarlo un “delincuente” y sostuvo que la Argentina no está preparada para legalizar el consumo.

“Nunca hablé de despenalización, nunca salió de mi boca la palabra despenalización. Escuchen los audios y lean las
declaraciones que hice a esa radio esa mañana. Siempre hablé de la no criminalización del adicto y que aquel que consuma en el ámbito privado no pueda ser detenido”, sostuvo Molina en medio de la polémica generada por sus dichos en torno al consumo de drogas.

En el Encuentro Internacional del Programa Alianza de Ciudades para la prevención y el tratamiento de drogas entre Europa, Latinoamérica y el Caribe (EU-LAC), el titular de la Sedronar subrayó también al respecto que “cada 50 minutos se abre una causa por consumo el país” de acuerdo a informes de la Procuración General de la Nación.

Denunció, además, que algunos medios de prensa intentaron hacer “una guerra” entre él y el padre Pepe, quien rechazó las propuestas para despenalizar el consumo por considerar que falta desarrollo en tareas de inclusión, y dijo al respecto que ambos sostienen “lo mismo: defender al otro”. En ese sentido, expresó que ” el otro no debe ser visto como un enfermo o un delincuente, sino que debería ser tratado como una persona que es sujeto de derechos, que tiene derecho a vivir bien, a trabajar, a estudiar y a tener una familia”.

“Por eso les pido -continuó Molina- no se dejen llevar por lo que dicen los medios. Estudien, lean, profundicen este tema, pero también salgan al territorio, pateen la calle, métanse en los lugares complicados, no se queden atrás de su escritorio de funcionario, de la ONG, o en sus iglesias”.

Al finalizar el acto inaugural, Molina fue consultado sobre si la legalización es posible en el país, tal como ocurrió en Uruguay, a lo que rápidamente respondió: “No se puede aplicar en Argentina, estamos muy lejos, y lo dije siempre. La Argentina no es un país que tenga la capacidad ni siquiera de plantearse hoy la legalización porque somos un país más amplio que Uruguay, ya sea por la cantidad de fronteras, por la idiosincrasia que tenemos desde Salta a Tierra del Fuego, o de Mendoza a Buenos Aires y es un problema cultural también”.

“No se olviden que Uruguay tienen desde hace 90 años despenalizado el consumo personal, nosotros sólo lo tenemos por un fallo de la Corte Suprema que lo firmó también el ministro de la Corte”, completó, en alusión a Ricardo Lorenzetti, quien cuestionó duramente esta semana la despenalización de la tenencia de estupefacientes.

Dejá tu opinión

comentarios