sarmiento y nueve de julio

marzo 25, 2015 11:56 am

Romina Vila, la mujer policía de 28 años que protagonizara un confuso incidente vial en la esquina de Sarmiento y Maipú, el sábado 21 en horas de la noche, fue acusada de Homicidio Doblemente Agravado por la calidad del sujeto (o sea, es por su cargo como policía), y por el uso de arma de fuego en tentativa. Este delito no es excarcelable, por lo que Vila fue trasladada al Centro Transitorio de Detención (ex Contraventores), en la Ciudad de Mendoza.

Vila es parte de la división Lucha contra el Narcotráfico, y el sábado por la noche fue noticia al ser parte de una fuerte discusión con una pareja que circulaba en moto por la esquina citada. En un principio, la mujer dio una versión: que había sido atacada, y que los motociclistas intentaron asaltarla, por lo que ella (siempre según su versión) sacó un arma para defenderse. Esta versión quedó totalmente descartada por la fiscalía, y no quedó registrada como prueba en el expediente judicial.

El hecho comenzó cuando la motocicleta, en la que circulaban Arturo Albornoz, de 35 años, y Cintia Ramírez, de 31, se dirigía por calle Hipólito Irigoyen, más conocida como la Variante, del departamento de Maipú. Al llegar a Sarmiento, vieron que un automóvil Corsa, en el que se manejaba Romina Vila junto a una hermana de ella, pasó rápidamente, haciendo caso omiso al cartel de PARE que está presente en ese complicado cruce (recordar que es paso del Metrotranvía, y también confluyen ambas arterias, las cuales tienen un intenso tránsito de vehículos).

Según versiones de varios testigos, ambos rodados prosiguieron por Sarmiento hacia el Oeste, y al llegar a 9 de Julio, Vila sacó un arma con la que disparó contra Cintia Ramírez. Este impacto dio contra el pecho de la mujer, quien en este momento se encuentra internada. Cuando el hombre vio esto, descendió de la moto con la intención de quitarle el arma a la mujer policía. Al forcejear, la auxiliar le disparó en una pierna a Albornoz, mientras que desde el interior del auto la hermana de ésta gritaba que se retiraran, porque iban a ser víctimas de una causa. Ante esto, fue detenida junto a su hermana, aunque recuperó su libertad el domingo por la noche.

Estos testigos fueron quienes aseguran que los disparos fueron siete, y que todos provenían del arma de la mujer policía: una 9 milímetros. Esta arma se encuentra hoy secuestrada, con el fin de dar con los peritajes correspondientes.

El caso está a cargo del fiscal Fabricio Sidotti, mientras que desde el Ministerio de Seguridad se evalúa el avance de la causa para determinar qué hacer con respecto a la auxiliar policial. También está afectada la Inspección General de Seguridad, quien deberá recomendar al Ministerio una posible sanción para la mujer.

Dejá tu opinión

comentarios