mujer con VIH

diciembre 12, 2014 5:50 pm

Cinco mujeres seropositivas han planteado una demanda colectiva contra varios centros médicos de la república de Kenia, tras haber sido esterilizadas de forma forzosa.

Las denunciantes, identificadas solo con siglas, presentaron su acusación junto con las organizaciones “Kenya Legal and Ethical Issues Network on HIV/Aids” y el “African Gender and Media Initiative Trust (Kelin)”.

Allan Achesa Maleche, director ejecutivo de Kelin, aseguró que las cinco demandantes son parte de las cuarenta mujeres con VIH que sufrieron estas prácticas ilegales. “Ellas buscan justicia, dignidad y el reconocimientos de derechos como el de la vida, la no discriminación y otros muchos que consideran han sido violados”, asegura Maleche.

Este es el caso de SWK(según las siglas del nombre de la demandante), quien conoció su enfermedad en 2003. Seis años después, tras quedar embarazada, fuentes médicas del hospital Pumwani, de la capital de Kenia, Nairobi, presuntamente, le advirtieron de que no tendría derecho a la ayuda si se negaba a ser esterilizada. “Una enfermera en Pumwani me habló de la planificación familiar y antes de que me llevaran al quirófano, me dieron un formulario para que firmara. Hasta la fecha, no he leído el documento y no sé cuál es su contenido. Sólo me di cuenta, después de varios meses, de que era mi consentimiento para no tener más hijos”, afirma la demanda.

Sin embargo, éste no es el primer caso de esterilizaciones forzadas en el continente. En noviembre del corriente año, el Tribunal Supremo de Namibia confirmaba una sentencia de culpabilidad contra varios centros sanitarios que esterilizaron a mujeres con VIH sin su consentimiento.

Ya en 2009, el International Community of Women Living with HIV/Aids (ICW) denunciaba la situación de cerca de cuatro decenas de mujeres seropositivas de Namibia, a quienes se les animó a firmar formularios de consentimiento similares. De igual modo, en Sudáfrica, el Departamento de Salud de la provincia de Gauteng se vio obligado a pagar más de 40.000 dólares a una mujer de 32 años, seropositiva, por su esterilización en 2009.

 

Dejá tu opinión

comentarios