0012222176

febrero 26, 2015 8:55 am

Una luz de alerta, se transformó en la alarma constante de Marcelo Gallardo. Un mal resultado contra San José en la altura de Bolivia y luego un flojo rendimiento ante Quilmes en el torneo local, generaron que el entrenador tome cartas en el asunto y no acepte el bajón futbolístico de los suyos. El plantel realizó una maratónica práctica para ajustar detalles y volver a enfocarse en los objetivos que tienen; luego, el DT dejó algunos conceptos en relación a lo que pretende.

“Aprovechamos estos días para remarcar temas. Es una de las pocas semanas largas. Con Quilmes el rendimiento no fue bueno. Hay que ajustar cosas y retornar al equipo de buen momento del semestre pasado. Estoy convencido de que los jugadores se van a ir soltando yvolveremos a ver un River dinámico. Hay que sostener el nivel por lo que se consiguió”, explicó el entrenador en la charla que mantuvo con ESPN Radio.

Y, más allá del enorme esfuerzo físico que hicieron sus futbolistas en la altura de Oruro, el DT no quiso excusarse con esa situación por la floja performance. “Uno no puede escudarse y excusarse por los viajes. El que está en el fútbol también debe analizar otras cuestiones”, enfatizó.
Por último, no ocultó su enorme fastidio por el mal estado del campo de juego del ‘Monumental’, que atenta contra las intenciones del combinado. “Es una de las grandes preocupaciones de este inicio de año. Intentamos llevar una idea de juego y nos encontramos con la sorpresa de no tener un terreno en buen estado. Imagino que estarán haciendo los esfuerzos necesarios para mejorarlo”, remarcó.

Dejá tu opinión

comentarios