doberman

julio 9, 2014 8:51 am

Tuvo un final trágico el ataque del perro de la familia a un bebé de apenas un año de vida. El nene fue mordido por el can en su vivienda de San Rafael el fin de semana, y fue internado de urgencia en el hospital Schestakow donde fue diagnosticado con muerte cerebral.

Sus padres había dispuesto donar sus órganos por lo que mantuvieron al bebé conectado a los aparatos que lo mantenían con vida, pero al no surgir un receptor compatible, decidieron que fuera desconectado, por lo que falleció ayer. 

Dejá tu opinión

comentarios