56564492abe39

noviembre 29, 2015 9:00 am

El presidente electo Mauricio Macri todavía no asume en su cargo pero ya tiene una flamante agrupación que se le opone: ‘La Néstor Kirchner’. Con la consigna en boga de resistir al futuro gobierno, la nueva estructura política apuesta a lavarle la cara al peronismo nucleando a distintos sectores, incluidos La Cámpora y a movimientos sociales. Según indicó el portal La Política Online, la cara visible será Guillermo Moreno, a punto de regresar de Italia pero su gestor es Roberto Porcaro, un operador radical que abandonó su partido cuando Néstor Kirchner llegó al poder. Es el padrino político de, entre otros, José Ottavis y Gabriel Mariotto. El hijo de Porcaro, Ariel Roberto, es el jefe de la UDAI regional noreste de la ANSES que abarca cuatro provincias: Formosa, Chaco, Misiones y Corrientes. El hermano de Ottavis, Juan, ingresó a la ANSES durante la “década ganada”.

Desconocido en el ambiente político, el hijo del operador radical K, desembarcó en la ANSES a comienzos del 2010 con muchas críticas. Sindicatos abroquelados frenaron su nombramiento, según recuerdan las crónicas periodísticas de los medios locales, de aquel tiempo. La jefa de la delegación, Norma Espinoza, resistía en su cargo. Pero Diego Bossio, titular de la ANSES, aguantó las presiones y el hijo de Porcaro terminó asumiendo el ansiado puesto. Al año siguiente, su nombre apareció en los medios –investigación de Perfil.com– porque declaraba domicilio en Corrientes pero trabajaba en Resistencia, Chaco. Según el periodista Diego Gueler, su sueldo ascendía a $39.377 más extras. Pasaron cuatro años y sus ingresos se multiplicaron. Porcaro se sentó en la silla que antes había ocupado Daniel Capitanich, hermano menor de Coqui y actual vicegobernador de Chaco.

Dinero de ANSES

El manejo de la UDAI regional noreste fue tan irregular que provocó una denuncia realizada a comienzos del 2012 ante el juzgado de Zunilda Niremperger. Veinte efectivos de Gendarmería Nacional allanaron las oficinas del ANSES en Resistencia y en Villa Ángela, ciudad en que nació el actual gobernador chaqueño, Domingo Peppo. Los medios locales hablaron de “mega estafa”. Se incautó documentación y computadoras. El escándalo no se nacionalizó y Porcaro continuó en su cargo. Se hablaba de desvío de fondos, viáticos sin justificar y abultadas comisiones de servicio. Tres años después, los Porcaro pisan fuerte en la agrupación ‘La Néstor Kirchner’.

El segundo jefe del Escuadrón 51 de Gendarmería Nacional, Sergio Pardo, fue el responsable de retirar del edificio de la ANSES expedientes y documentación en cajas azules. La investigación se frenó en la Justicia. Niremperger cobraría notoriedad con la causa de tráfico de estupefacientes conocida como Carbón Blanco y que Perfil.com cubrió a lo largo del 2015.

“Se financian con el ANSES, el hombre que entra y sale en la historia es siempre Porcaro”, señaló a Perfil.com el “arrepentido”, en estricto off the record. Según la fuente, la suma de dinero desviada en los últimos tres años es escandalosa: “Traían de Corrientes y Chaco medio millón de pesos por mes y terminaba en el Hotel Panamericano”. Ante la pregunta de por qué la Justicia no profundizó en la investigación, el informante responde: “Responden al ministro Alak”.

Poco se conocía de Ariel Porcaro antes de su llegada a la ANSES. Uno de sus hombres de confianza es Sebastián Gramajo, ex legislador porteño procesado por asociación ilícita en la causa conocida como “la mafia de los medicamentos”. A cargo de la Dirección del Órgano Consultivo de la ANSES, Gramajo había estado al frente de la recaudación de la campaña política del FPV del 2007 en la que aportaron, entre otros, el asesinado empresario Sebastián Forza, vinculado con la mafia de la efedrina. El 16, 17 y 18 de julio de 2013 ambos participaron de la capacitación del Plan Nacional de Preparación para el Retiro Laboral (SIC), un servicio “que brinda la ANSES tendiente a acompañar a las personas y a las organizaciones laborales que posean en su planta personal próximo a jubilarse” según argumenta la página oficial del organismo.

La ANSES fue una de las grandes cajas de la política argentina durante el kirchnerismo. Allí dieron sus primeros pasos Amado Boudou, Sergio Massa y Diego Bossio. Se sospecha que, desde allí, comenzó a gestarse ‘La Néstor Kirchner’.

Lo primero es la familia

En 2011, Ariel Porcaro, con 36 años de edad, aportó 6 mil pesos a la campaña electoral en la que Cristina Fernández de Kirchner, buscaba su reelección. En la ANSES conoció a la actual diputada nacional y expareja de diptuado José Ottavis, Mayra Mendoza, quien supo ocupar el cargo de gerente de Relaciones Institucionales del organismo. Mendoza también aportó dinero pero a la campaña del 2013: 10 mil pesos.

En junio del 2013, la familia Porcaro fue noticia nuevamente. En la investigación del fiscal José María Campagnoli e Ignacio Rodríguez Varela contra el empresario K Lázaro Báez se encontró un depósito de la financiera Financial Net por un millón de dólares, que habría terminado en Roberto Porcaro y su esposa, Patricia Sirvente. Porcaro no habló del tema. Su esposa, Patricia Sirvente, habló con medios de Necochea y dijo: “Solo somos propietarios de dos sociedades vinculadas al estacionamiento de camiones y de la VTV de camiones pero no tenemos cuentas en dólares”. La justicia terminó eyectando a los investigadores.

A comienzos de noviembre, el hijo de Porcaro visitó Casa Rosada, junto con Gastón Turrella, coordinador de Relaciones Institucionales del NEA-ANSES- y se reunió con el Secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini. El encuentro fue para “reafirmar el inquebrantable proyecto que soñó Néstor” y para “diagramar acciones que sigan impulsando hacia la Patria”. Así lo informó Cristina Jara en su perfil de Facebook. ¿De qué trabaja? Es la encargada del Órgano Consultivo Regional Noreste de la ANSES. Financiar la resistencia, no es gratis./ Fuente: Perfil.com

Dejá tu opinión

comentarios