Terremoto Nepal

abril 27, 2015 8:43 am

Los intentos para rescatar a los supervivientes atrapados bajo los escombros y sacar a los muertos tras el potente terremoto que sacudió a Nepal el pasado sábado ha llevado a una situación desesperante a los equipos de socorro que trabajan escarbando hasta con sus propias manos entre las derruidas estructuras. Con apenas medios de salvamento, uno de los países más pobres del mundo se enfrenta a una catástrofe con al menos 3.218 fallecidos (cifra oficial) y con más de 6.000 heridos. Y esto es solo el principio porque la cifra de víctimas seguirá subiendo a medida que los equipos de rescate lleguen durante los próximos días a las áreas montañosas más remotas afectadas por el seísmo, cuyas pésimas carreteras y caminos de tierra han quedado bloqueados por desprendimientos de rocas y corrimientos de tierra.

Decenas de miles de personas han pasado las dos últimas noches a la intemperie, soportando las bajas temperaturas y una llovizna que caía a ratos. Con mantas y sacos de dormir, esperan la llegada de la ayuda humanitaria; unos porque sus casas fueron derribadas por el terremoto y otros porque están demasiado asustados como para volver a ellas si es que resistieron en pie.

Ayer hubo otra réplica, de 6,7 grados, que volvió a desatar el pánico en el valle de Katmandú. En esta zona densamente poblada, donde viven unos 2,5 millones de habitantes en pueblos perdidos a los que solo llegan caminos de cabras, sus humildes casas de adobe se desplomaron como si fueran de papel, atrapando entre las ruinas a sus moradores.

Aterrorizados por las réplicas, los médicos de Katmandú tuvieron que evacuar a los enfermos y heridos de los hospitales para tratarlos al aire libre por miedo a nuevos derrumbes. Una amenaza que continuará durante los próximos días. “Como no hay manera de que uno pueda predecir la intensidad de las réplicas, la gente debe estar alerta”, advirtió el responsable de la agencia meteorológica india, L.S. Rathore, informa Reuters.

Desbordado por la tragedia, el Gobierno nepalí ha lanzado un desesperado llamamiento a la comunidad internacional pidiendo de forma urgente ayuda humanitaria. “Tanto los hospitales públicos como los privados se han quedado sin sitio y están atendiendo a los pacientes fuera, en la calle”, explicó el embajador nepalí en la India, Deep Kumar Upadhyay.”Requeriremos abundante apoyo y ayuda. Hemos lanzado un plan masivo de rescate y rehabilitación y se necesita hacer muchísimo”, sentenció otro funcionario del gobierno.

Dejá tu opinión

comentarios