DYN05.JPG

febrero 19, 2015 11:45 am

Natalia Fernández estuvo tres horas y media en el despacho de la fiscal, en Tucumán 966 de esta capital, y fue retirada del lugar en un vehículo, evitando el contacto con la nutrida guardia periodística apostada en el lugar.

En un reportaje publicado por el diario Clarín, Fernández, empleada en un restaurante de Puerto Madero, manifestó haber sido convocada como testigo ocasional la madrugada del 19 de enero último, cuando el cadáver de Nisman fue hallado en un edificio del Complejo Le Parc, en esa zona de esta ciudad.

Al término de la declaración de Fernández ante la fiscal (la que se realiza bajo juramento de decir la verdad y se previene sobre la penalidad del falso testimonio), no trascendieron detalles de la audiencia pero sí que, a diferencia de otras ocasiones, “no habría ningún comunicado”.

Dejá tu opinión

comentarios