accidente-policia-mendoza

septiembre 13, 2016 2:00 pm

El último informe de la Unidad Ejecutiva de Seguridad Vial (UESV – Observatorio Accidentológico) asegura que del primero de enero al 5 de septiembre del año en curso, en Mendoza son 89 las personas que murieron en el marco de un accidente vial. Sin embargo, durante las últimas semanas, seis nuevos casos engrosaron las estadísticas y, en consecuencia, el 2016 queda a la par de otros años, igual de trágicos.

El escenario es bastante penoso si tenemos en cuenta que, hasta hace pocos días, el año se perfilaba como uno de los mejores de la década, en materia de accidentología vial.

Todo sigue igual de mal

El año venía bien y las campañas de concientización parecían dar los primeros ‘buenos resultados’. Todas las variables de incidencia accidentológica vial se mostraban en baja respecto de años anteriores. Por ejemplo, la cantidad de casos, en general –graves, intermedios y leves–, disminuyeron un 8% respecto del 2015, lo que traducido a episodios en particular, representó unos 250 incidentes menos que durante el mismo período del año pasado.

Pero, en los últimas semanas, todo volvió a la normalidad y la cantidad de víctimas fatales durante los primeros ocho meses del 2016 (95) es comprable a los años 2015 (100 muertes), 2014 (98 muertes) y al 2013, el peor de todos (115 muertes).

Por otra parte, y al margen de los fallecimientos, también se incrementó la cantidad de heridos graves, muchos de los cuales mueren en los hospitales y, a veces, no forman parte de decálogo negro de muertes sobre el asfalto. Según la ONG Instituto de Seguridad Vial (ISEV), que asesora a compañías de seguros, en su informe correspondiente al último mes, la cantidad de siniestros con heridos graves se elevó en un 5,9%.

San Rafael y Guaymallén, zonas de riesgo

Los dos municipios más poblados de la provincia (San Rafael y Guaymallén) se quedan con un tercio del total de muertes al volante.

En el corazón de la provincia se produce la mayoría de los incidentes viales seguidos de muerte en el lugar del hecho. Datos del UESV dicen que, a la fecha, sólo en San Rafael perdieron la vida 14 personas durante el 2016. El triste ranking se completa con Guaymallén que suma 13 fatalidades, seguido de Maipú con 12 cada uno, Las Heras con ocho, San Martín y Malargüe con siete cada uno, y Luján y Rivadavia con seis cada uno.

Tan rápidos como estúpidos

Según informaron fuentes policiales a El Ciudadano, la mayoría (80%) de los choques, derrapes y caídas que determinaron la muerte de una persona en la calle, estuvieron antecedidas por dos elementos en común: el exceso de velocidad y la ausencia del cinturón de seguridad.

Paradógicamente, la cantidad de multas impuestas a raíz de esta falta  ‘gravísima’ son muy pocos, ya que la Policía de Mendoza por estos días no cuenta con los radares de velocidad homologados para el sancionamiento. “Algunos municipios lo estan aplicando pero casi nadie paga por que la multa, al realizarse con material no autorizado, carece de validez legal. Sólo quieren recaudar, de educar muy poco”, comentó José Luis Ortega, ex preventor vial de la munipalidad de San Martín.

Lo cierto es que según datos oficiales en toda la provincia, durante el 2016, se levantaron sólo nueve multas por exceso de velocidad.

Por Orlando Tirapu – El Ciudadano

Dejá tu opinión

comentarios