COCHE TRUCHO CARATULA LISTAAAAA

julio 2, 2016 11:18 am

Las campañas más complicadas a la hora de vender un auto son aquellas en la que intervienen, valga la paradoja, coches de verdad: es que es difícil transportar un vehículo nuevo, que no aún no ha sido lanzado, a una locación ante posibles ojos de curiosos que podrían echar todo a perder. Aunque una compañía de efectos visuales creó la tecnología perfecta para hacer anuncios de coches, pero sin el coche. Sí, nos están engañando, pero hay algo que es claro: ese es también el fin de la publicidad.

The Mill Blackbird: rodando anuncios de coches sin coches

Se trata de una plataforma física de coche ajustable conocida como Blackbird y desarrollada por la compañía The Mill, especialista en efectos especiales, que en colaboración con JemFX, Performance Filmworks y Keslow crearon la solución perfecta para fabricar, por medios de gráficos de computadora, un coche hiperrealista pero bajo condiciones reales, lo que permite una drástica disminución en los costos, además de que los riesgos de filtraciones o daños desaparecen por completo.

COCHE TRUCHO 01

 

Esta plataforma es impulsada por un motor eléctrico al que se le puede ajustar la potencia para imitar cualquier máquina, la suspensión también es fácilmente ajustable en anchura, distancia entre ejes y acción de la suspensión, se le colocan neumáticos reales y todo listo para grabar en locaciones para así tener tomas con sombras a las que posteriormente se las añadirá el chasis por medio de CGI, emulando así el comportamiento del coche real.

Además de esto, la plataforma cuenta con una cámara que graba el entorno en 360 grados, la cual servirá para generar imágenes de los interiores del coche, y si el cliente lo prefiere, las tomas grabadas en 360 grados pueden servir para armar representaciones en realidad virtual o aumentada para así poder ofrecer experiencias más completas dentro de los concesionarios, vía web o aplicaciones móviles.

COCHE TRUCHO 02

Este avanzado sistema vendrá a resolver muchos de los problemas que aparecen al momento de grabar anuncios de coches, los cuales casi siempre se realizan antes de que el coche salga a la venta. Por esto, a veces vemos la leyenda de “El modelo mostrado puede sufrir cambios respecto a la versión final”, esto evitará tener que volver a grabar si se presenta un cambio radical en diseño, lo que por supuesto afectaría a los costos de producción.

Por otro lado, y el más importante, en las tomas veremos un coche perfecto, sin manchas, detalles, reflejos o cualquier mínimo elemento que afecte la imagen de nuestro protagonista, además de que al tener las tomas grabadas con la plataforma y las ruedas, los gráficos del chasis, colores, diseño y cualquier otro detalle se pueden modificar las veces que sean necesarias.

Por último, esta tecnología está pensada para anuncios publicitarios, pero gracias a su versatilidad también puede ser usada en cine y así poder crear coches que no existen, aquellos que surjan de la imaginación del productor y los guionistas, con lo que tendrían imágenes bajo un aspecto más realista sin tener que depender en su totalidad de efectos digitales.

Dejá tu opinión

comentarios