ARMAS QUIMICAS 2

noviembre 5, 2015 11:00 pm

Expertos en armas químicas han determinado que gas mostaza fue usado durante enfrentamientos en Siria el pasado mes de agosto, según un informe de observadores internacionales al que ha tenido acceso la agencia Reuters.

El agente químico, que causa graves quemaduras en la piel, las extremidades y los ojos y que está prohibido por las leyes internacionales, fue utilizado durante un enfrentamiento entre el Estado Islámico y otro grupo rebelde el pasado verano en ese país, según fuentes diplomáticas.

Un resumen del informe confidencial, con fecha del 29 de octubre, realizado por la “Organization for the Prohibition of Chemical Weapons” (OPCW), al que ha tenido acceso Reuters, concluye que con la “máxima seguridad al menos dos personas estuvieron expuestas al sulfuro de mostaza” en la ciudad de Marea, al norte de Alepo, el pasado 21 de agosto.

“Es muy probable que la muerte de un bebé y una mujer fuera el resultado de los efectos del sulfato de mostaza”, expone el informe.

Tarek Najjar, director del hospital de Marea, a donde llegaron las víctimas, aseguró tener sospechas de que se hubiera usado gas mostaza tras ver los síntomas de los pacientes que incluían “asfixia, ampollas, ojos llorosos y moqueo nasal”, explicó a la BBC.

Por su parte, Jerry Smith, el exjefe de operaciones de la OPCW en Siria, afirmó que hay “evidencias muy fuertes y completas de que se trataba de una sustancia irritante, una especie de agente mostaza que se usó en el ataque”.

“E incluso si no fue exactamente gas mostaza lo que se usó, cualquier químico que utilice sus propiedades destructoras por parte de cualquier atacante rompe la Convención de Armas Químicas y el protocolo de Ginebra de 1925 y constituye un crimen de guerra”, afirmó Smith a la BBC.

El informe será presentado este mes al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, y se discutirá el próximo 23 de noviembre en el órgano ejecutivo de la OPCW.

Aunque Siria estuvo de acuerdo en setiembre de 2013 en destruir su arsenal de armas químicas, presionada por EE.UU., dispuesto a bombardear instalaciones militares de Al Assad después de que cientos de civiles murieran como consecuencia del gas sarín; siempre han existido sospechas de que este no desapareció por completo.

Las últimas 1.300 toneladas de armas químicas fueron entregadas en junio de 2014, según afirmó la OPCW. Sin embargo, varios países occidentales han expresado desde entonces sus dudas de que el Gobierno de Bashar al Assad hubiera declarado todo su arsenal.

 

Dejá tu opinión

comentarios