Cresta roja

octubre 28, 2015 6:00 pm

En medio de su profunda crisis financiera, la avícola Rasic Hermanos ofreció a sus trabajadores pagar salarios atrasados con cajones de pollo, lo que fue rechazado por los operarios, que preparan nuevas medidas de fuerza.

El ofrecimiento -dado a conocer por la comisión interna gremial a la prensa- generó el repudio de los 3.500 trabajadores que la empresa tiene en las dos plantes de las localidades bonaerenses de Ezeiza y Esteban Echeverría.

Rasic -dueña de Cresta Roja- decidió hacer una propuesta salarial insólita y hasta considerada “agraviante” por sus trabajadores, al argumentar que no cuenta con dinero para abonar los salarios.

La propuesta consiste en venderles los cajones de pollos a 160 pesos para que luego los empleados salgan a revenderlos a unos 450, y de allí obtengan los ingresos necesarios para sustentar a sus familias.

“Personal de planta, se le comunica que se ha habilitado una opción de canje como forma de adelanto de pago de la quincena adeudada (primera de octubre). La misma se dará a través de la venta de pollo al personal a un precio especial de $160 el cajón (pollo de más de 13 cabezas grado A)”, dice la oferta.

La iniciativa empresaria sostiene que a esos cajones los operarios los pueden obtener en las respectivas plantas donde habitualmente cumplen funciones, durante este miércoles 28 de octubre en el horario de 08:00 a 12:00.

“El limite de retiro es de 10 cajas por persona y se realizará hasta agotar stock de la mercadería antes mencionada. Por otra parte se les comunica que el día miércoles no habrá faena en ambas plantas”, dice el texto enviado a la comisión interna.

Con su marca Cresta Roja, Rasic es la segunda productora de pollos de la Argentina con el control del 15 por ciento del mercado total, por detrás de Tres Arroyos, que tiene el 21%, y por delante de Soychú y Las Camelias, con 7% cada una.

La firma está fuertemente endeudada y entró en concurso de acreedores en 2014 a pesar de lo que no logró remontar su situación al punto que ahora tiene la producción paralizada y no puede abonar los sueldos.

La semana pasada los trabajadores de Rasic realizaron un piquete en el Obelisco: cortaron la avenida 9 de Julio y Corrientes durante seis horas para reclamarle al gobierno bonaerense por los trabajadores que no fueron reincorporados.

Dejá tu opinión

comentarios