PAKISTAN-UNREST-BLAST-INDIA

noviembre 3, 2014 8:45 am

Pakistán reforzó este lunes la seguridad en las grandes ciudades, un día después de un mortífero atentado suicida en su frontera con India, durante las procesiones de la minoría chiita, blanco de los extremistas. Por lo menos 55 personas perdieron la vida en ese ataque, el más mortífero de este año, cometido el domingo al anochecer, cuando la multitud abandonaba el puesto fronterizo de Wagah, donde todos los días hay celebraciones nacionalistas con música y pequeños desfiles militares de soldados indios y paquistaníes.

Desde junio, el ejército paquistaní lleva adelante una ofensiva contra los talibanes en el noroeste del país. Desde entonces, más de 1.100 insurgentes murieron, según las fuerzas paquistaníes, un balance que los islamistas cuestionan. El atentado del domingo en Wagah quería vengar aparentemente “el apoyo a las fuerzas armadas” manifestado por la población civil que asiste a las ceremonias en la frontera, señaló el lunes el diario Dawn en un editorial.

Las autoridades paquistaníes anunciaron que Wagah, el principal puesto fronterizo entre India y Pakistán, atravesado todos los días por caravanas y viajeros, permanecerá abierto este lunes, pero que la ceremonia nacionalista cotidiana será interrumpida al menos durante tres días.
La policía estaba “en estado de alerta” en todo el país el lunes, y había reforzado sus efectivos para proteger las procesiones de la Ashura, la conmemoración anual de la muerte del imán Husein, en el año 680 en Kerbala, Irak, uno de los acontecimientos más importantes del calendario de la minoría musulmana chiita.

Dejá tu opinión

comentarios