FUEGUITO copia

noviembre 5, 2015 8:21 am

Siguen las repercusiones por el caso de “Fueguito” (o “Fachita”, tal su otro nombre), el cachorro de 6 meses que era cuidado por casi todos los vecinos de un barrio de Guaymallén. El perro había sido rociado con gasoil y luego prendido fuego por parte del arquitecto Ricardo Manzo, quien fue diagnosticado como “peligroso para sí mismo y para terceros”.

Manzo fue imputado por el fiscal Tomás Guevara por maltrato animal, contemplado en la ley 14.346, y a raíz de esto se le hicieron exámenes psicológicos y psiquiátricos, ordenados por médicos. El informe tiene como fecha el 29 de octubre.

Así, el escrito sostiene que “por su rigidez e inadecuado manejo de sus impulsos, Manzo debe ser considerado peligroso para sí y para terceros”. Sumado a esto, el informe sostiene que “es responsable de sus actos y deberá realizar tratamiento psiquiátrico ambulatorio por un período no menor a un año”.

El dictamen continúa aseverando que “el imputado posee baja tolerancia ante situaciones de estrés ambiental, reaccionando impulsivamente y con arranques agresivos, sin mediar en procesos de reflexión”.

Oscar Mellado, abogado querellante de Asoreva (una organización protectora de animales), sostuvo hace poco que una vez que el fiscal tuviera los resultados de la investigación, pasaría al ámbito de la Justicia Correccional. Ahora, Manzo recibirá el veredicto: todos los meses deberá presentarse ante la Fiscalía con los resultados que el psiquiatra, al que deberá visitar obligatoriamente en el hospital El Sauce. Esta pena deberá cumplirla por el término de un año.

La fiscalía 18° de Guaymallén es la que tiene a su cargo el caso de “Fueguito”.

Dejá tu opinión

comentarios