peña marcos

junio 5, 2016 9:26 am

El Gobierno rechazó las críticas de opositores al presidente venezolano, Nicolás Maduro, por no impulsar en la OEA la aplicación de la Carta Democrática Interamericana, ante lo cual el jefe de Gabinete, Marcos Peña, aseguró que “no ha habido ningún giro” en la política exterior sobre ese aspecto. Varios líderes de la oposición venezolana criticaron que la Argentina presentara una postura “moderada” a favor del diálogo en la sesión urgente del pasado miércoles luego que el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, invocara contra el país caribeño la Carta Democrática, un mecanismo para casos de ruptura del orden democrático.
“No ha habido ningún giro de la Argentina con respecto a este tema”, indicó el ministro coordinador en una rueda de prensa con cuatro agencias de noticias internacionales, entre ellas AFP.
Según el funcionario nacional, la Casa Rosada ha “sido muy consistente y lo seguirá siendo en torno a la defensa de la democracia, los derechos humanos y la paz en la región”. Peña insistió en que el objetivo del Gobierno es “llevar tranquilidad” a la población del país sudamericano, aún “sabiendo que es difícil en un momento de tanta crisis y angustia, pero no están solos los venezolanos”, enfatizó.
El principal líder opositor venezolano en expresar su malestar con el Gobierno de Mauricio Macri fue el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, quien señaló a través de Twitter que la ex presidenta Cristina Kirchner “al menos no era hipócrita”. “Después del cambiazo, opositores democráticos venezolanos, que somos amplia mayoría, escribiremos micro en vez de Macri”, señaló el opositor a Maduro.
La oposición venezolana interpretó que la postura diplomática que asumió la Argentina en la OEA obedecía a la carrera por la Secretaría General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de la canciller, Susana Malcorra. “Esa visión es falsa, porque nosotros no cambiamos nuestra política, nuestra visión sobre lo que está ocurriendo en Venezuela, ni nuestra mirada sobre el Gobierno de Venezuela”, remarcó el jefe de Gabinete. Y agregó: “Creo que nos pueden acusar de muchas cosas, menos de haber sido una fuerza política o un Gobierno que ha apoyado al Gobierno de Venezuela”.
A la vez, explicó que la candidatura de Malcorra se basa en los principios de política exterior que incluye la defensa de los derechos humanos, de la paz, de la democracia. “Pero también incluye a importancia del diálogo como mecanismo para resolver los conflictos, con lo cual no sentimos que haya ninguna contradicción, básicamente porque no sentimos de ninguna manera que haya habido un cambio de postura”, arguyó. Peña reconoció que la crisis venezolana merece ser monitoreada día a día y que el Gobierno no ha descartado ningún mecanismo, como las cláusulas democráticas que establecen el bloque Mercosur o la OEA en caso de alteración o ruptura del hilo democrático y constitucional en alguno de sus Estados miembro.
“Simplemente consideramos que en este momento nuestro mayor aporte a nivel regional, y en eso coincidimos prácticamente todos los países de la región, es poder promover un camino de diálogo para que los venezolanos puedan encontrar una solución a esta crisis política”, concluyó.

Dejá tu opinión

comentarios