Corradi profugo

junio 21, 2016 11:29 am

Ibar Pérez Corradi, el empresario detenido en Paraguay, rechazó ser extraditado a la Argentina. Según dijo, no confía en la Justicia y teme por su vida. Así lo informó el magistrado Julián López una vez finalizada la audiencia con el detenido. Además, aclaró que ahora las autoridades argentinas tienen un plazo de 45 días para enviar toda la documentación necesaria para sustentar su pedido.

De acuerdo con las primeras versiones, el detenido aseguró en la mañana del martes, desde Asunción, que se siente más seguro en Paraguay. Además dijo que no confía en los jueces de la Argentina, quienes lo buscan por diversas causas. En una de ellas está acusado de ser el autor material del Triple Crimen de General Rodríguez.

El juez explicó que ahora solicitarán todos los documentos que formalicen el pedido de extradición y que luego que se cumpla con el plazo, ahí definirá si lo trasladan o no al país. Esto supone que el viaje de Pérez Corradi a la Argentina no será en los próximos días, tal como preveían desde el gobierno de Mauricio Macri.

“Una vez que se cumpla con el plazo, posteriormente estaríamos viendo si corresponde o no la extradición de este ciudadano argentino”, señaló. Además, sostuvo que Pérez Corradi pidió formalmente continuar privado de su libertad en la sede de la Fuerza Operativa de la Policía Especializada (FOPE), ya que dijo sentirse más seguro allí.

Sillas de rueda y paseos por el conurbano

Paralelamente a las novedades que llegan desde el país vecino, acá en Argentina siguen apareciendo personas que con sus declaraciones entierran cada vez más a Corradi. Uno de ellos es Julio César Pose, ex jefe de inteligencia, quien aseguró a la radio porteña Rock & Pop que “Corradi conocía bien a Lanatta, tenía amenazado a Forza, y en una ocasión mandó una silla de rueda a modo de advertencia. “Ibar vivía amenazándolo a Forza. Según él y según la señora, lo vivía amenazando, y él hizo las denuncias”, detalló. Y confirmó que Pérez Corradi le había mandado, como advertencia, una silla de ruedas a Forza.

Además, el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco aseguró este martes que, durante el tiempo que estuvo prófugo, Corradi volvió “varias veces” a la Argentina y “se movía por la zona norte del Gran Buenos Aires con alguna facilidad”. En ese sentido, el funcionario advirtió que el acusado tuvo “complicidad de las fuerzas de seguridad y, probablemente, también política”.

“Hay un tema que siempre llamó la atención, y es que siempre volvía a la Argentina. Y la verdad es que una persona prófuga, muy buscada por asesinatos, que opere con impunidad, llama la atención”, señaló.

 

Dejá tu opinión

comentarios