Paco en Malargüe

agosto 6, 2015 9:58 am

Las escenas de violencia en la Casa de Gobierno de Mendoza, fueron noticia en todo el país. Los policías retirados reclamaron en la puerta de la gobernación, que se cumplan las promesas que les fueron realizadas hace tiempo atrás. Allí se vivieron momentos de tensión, piñas y sangre.

El gobernador Francisco Pérez habló con la prensa de los sucesos que mancharon la institucionalidad, “siento indignación porque no son ciudadanos comunes los que se manifestaron. Si se comprueban, pueden ser exonerados”.

FormatFactoryIMG_9286

Sangre sobre los vidrios rotos de Gobernación.

Además contó que “ayer ingresaron violentamente, fueron piso por piso, levantaban las macetas y las rompían. Fue una actitud violenta y patotera”.

Además el primer mandatario aclaró que “en ningún momento hubo pedido de audiencia ni para el gobernador ni para el ministro de Gobierno, quien es quien se ocupa de esos casos”.

Dejá tu opinión

comentarios