convenio

agosto 8, 2014 3:07 pm

El gobernador de Mendoza, Francisco Pérez y el jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Jorge Capitanich, firmaron esta mañana, en el despacho del mandatario, el acta de inicio de obras de la Planta de Tratamiento de Residuos de la Zona Este. En la suscripción participaron también los ministros Guillermo Elizalde (Ambiente), Rolando Baldasso (Infraestructura) , Rodolfo Lafalla (Trabajo, Justicia y Gobierno), Leonardo Comperatore (Seguridad), y los intendentes de San Martín, Rivadavia, Junín, Santa Rosa y La Paz. Además estuvo el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Jorge Tanús.

Capitanich llegó minutos antes de las 10 a la IV Brigada Aérea y fue recibido allí por Pérez. Ambos funcionarios se trasladaron luego a Casa de Gobierno, en donde firmaron el convenio para que comiencen las obras del Programa de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU) del Gobierno provincial. Esto implica la remediación ambiental, el cierre de vertederos y la reinserción laboral de los trabajadores del basural en base a la construcción de infraestructuras necesarias para el tratamiento y disposición final de los residuos.

Se informó que la construcción de la planta y el resto de las cobras tendrá un costo de $50.228.044, de los cuales el 29% está a cargo de la Provincia y un 71% corre por cuenta de la Nación. El Centro de Disposición Final de Residuos se ubicará en Rivadavia y la estación de transferencia estará en San Martín. En la reunión participó también el Consorcio Interjurisdiccional Zona Este (COINES), integrado por los departamentos del Este. Por eso estuvieron presentes los intendentes Jorge Giménez (San Martín), Ricardo Manzur (Rivadavia), Mario Abed (Junín), Sergio Salgado (Santa Rosa) y Gustavo Pinto (La Paz).

La planta

Las obras que comenzarán en breve contemplan un centro de disposición final de residuos en Rivadavia (relleno sanitario), una estación de Transferencia en el distrito Alto Salvador, en San Martín, la remediación del actual basural de San Martín, el fortalecimiento del COINES y la implementación del Plan de Inclusión Social para 150 recicladores informales en la zona. En este caso, los recicladores serán capacitados para trabajar formalmente en la GIRSU y muchos serán incorporados a otras actividades productivas de la zona. Esto impactara sobre más de 700 personas.

Las obras tienen un plazo de ejecución de 9 meses y ya fueron licitadas y adjudicadas a una empresa privada. La operación por los próximos tres años estará a cargo de la Provincia y municipios./ Fuente: Prensa Gobierno de Mendoza

Dejá tu opinión

comentarios