senasa 2

julio 19, 2015 11:03 am

Los trabajadores del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) iniciaron el lunes pasado un paro de actividades en reclamo de un acuerdo salarial que impactará en el circuito agroindustrial. Carolina Maloberti, delegada de ATE Senasa, indicó que el paro se extenderá hasta el 31 de julio, por lo que la medida de fuerza “se va a hacer sentir en la merma” del traslado de hacienda, entre otras actividades.

En declaraciones a radio Continental, la representante gremial apuntó que los tres sindicatos del sector asistieron la semana pasada al Ministerio de Trabajo con una propuesta salarial “consensuada”, aunque el ministro de Economía, Axel Kicillof, no se presentó a la reunión para “apretar el consenso y bajar la propuesta”.

“Queremos que esa propuesta consensuada venga a firmarla el ministro de Economía”, agregó la referente sindical y advirtió que, por el paro de actividades en las “oficinas locales” del Senasa, “no va a poder trasladarse” la producción cárnica.

Se espera que la protesta genere inconvenientes en el tránsito este lunes, ya estará acompañada desde las 10 por una movilización en la autopista Ricchieri, donde habrá un piquete y acampe a la altura de los peajes del Aeropuerto Internacional de Ezeiza.

La medida de fuerza culminó el último miércoles y mantuvo paralizadas las actividades en el organismo oficial durante 10 días.

Desde que arrancó el conflicto, empezaron a registrarse faltantes de carne en frigoríficos y subas de precios en los cortes como el novillo, que registró incrementos del orden del 20 por ciento. Este viernes, en el Mercado de Liniers tuvieron alzas los novillos (entre 2,5 y un 2,7 por ciento), los novillitos (0,5%), las vaquillonas (3,55%), los terneros (3,5%), mientras que las vacas cerraron entre estables y con alzas de un 0,6 por ciento.

Por su lado, el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas ABC ya había alertado que podría haber problemas de abastecimiento de ganado bovino a raíz de la huelga de los empleados encargados del control fitosanitario. Sin embargo, uno de los gremios de la carne atribuyó los incrementos a una maniobra especulativa, por lo que llamó a los consumidores a no comprar cortes rojos.

Con la protesta, ATE reclama la “apertura de la paritaria sectorial, equiparación de salarios con organismos que cumplen funciones similares, pago de adicionales adeudados, pase a planta permanente de los contratados y aplicación de la banda horaria de barreras sanitarias”, entre otros puntos.

Dejá tu opinión

comentarios