Barreda 2

diciembre 22, 2014 4:38 pm

La medida fue adoptada por el juez de La Plata a cargo de la causa, Raúl Dalto, quien consideró que Barreda no puede seguir viviendo con Berta André, en el departamento del barrio porteño de Belgrano, y aún no acreditó otro lugar donde residir.

Cabe recordar que el miércoles pasado, la fiscal Beatríz Castellanos le había solicitado al al juez Dalto que Barreda sea sometido a peritajes psiquiátricos.

Hace dos semanas, Barreda se presentó ante los integrantes de la sala I de la Cámara Penal platense, integrada por Dalto y María Oyhamburu, para hablar de los conflictos conyugales que mantiene con André, quien también estuvo presente en la audiencia.

En esa oportunidad, los jueces le consultaron a Barreda respecto de eventuales maltratos verbales para con su pareja, los cuales fueron incorporados en un informe del gabinete de psicología del Patronato de Liberados, que está haciendo un seguimiento de Barreda, tras la libertad condicional.

Barreda

Fuentes judiciales indicaron que Barreda negó esos maltratos, tras lo cual fue consultado el psicólogo del odontólogo que resolvió su alta hace dos años, quien resaltó que “no hay motivos para pensar que Barreda sea un peligro para sí o para terceros”.

Como consecuencia de estas divergencias conyugales, la situación de Barreda quedó complicada ya que si existe una denuncia por parte de André, podría perder la libertad condicional, dijeron las fuentes.

Barreda se encuentra en libertad condicional desde marzo de 2011, luego de ser condenado en 1995 a prisión perpetua por haber matado a escopetazos a su esposa Gladys McDonald (57), a su suegra, Elena Arreche (86), y a sus dos hijas Cecilia (26) y Adriana (24), en noviembre de 1992.

En mayo de 2008 Barreda salió de la Unidad Penitenciaria 9 de La Plata y beneficiado con prisión domiciliaria en el departamento de André, después que la mujer se comprometiera a ocuparse de él.

Dejá tu opinión

comentarios