GPS Australia

julio 30, 2016 11:27 am

Australia es un país en movimiento. Literalmente. Sus autoridades se preparan para cambiar los datos de latitud y longitud del país para ajustarlos y cerrar una brecha existente entre sus coordenadas geográficas locales y los sistemas de navegación por satélite globales.

¿La razón? El continente se mueve cada año unos 7 centímetros hacia el norte debido a los movimientos de las placas tectónicas.

Esto ha provocado que entre las coordenadas usadas localmente y las de los sistemas globales haya un desfase de 1,5 metros. Geociencia Australia, el organismo responsable de hacer el ajuste, afirma que el cambio ayudará al desarrollo de vehículos sin conductores, que necesitan de datos de ubicación muy precisos para circular.

Los sistemas modernos de navegación satelital proveen de información de localización sobre la base de líneas globales de longitud y latitud que no varían, ni siquiera si los continentes se mueven. Sin embargo, muchos países crean mapas y sistemas de medición usando las coordenadas fijadas localmente para su continente.

“Si las líneas están fijas, puedes hacer una marca en el piso y medir sus coordenadas que seguirán siendo las mismas dentro de 20 años. Es la forma clásica de hacer esto”, explicó a la BBC Dan Jaksa, de Geociencia Australia.

Entre las coordenadas locales de Australia y las de los satélites hay una diferencia de 1,5 metros. Sin embargo, debido al movimiento de las placas tectónicas de la tierra, con el paso del tiempo esas coordenadas locales se distancian de las globales.

“En Australia tenemos tractores sin conductores que empiezan a ser utilizados en las granjas. Si la información sobre estas no coincide con las coordenadas del sistema de navegación satelital, habrá problemas”, agregó.

El primero de enero de 2017, Australia volverá a ajustar sus coordenadas locales para moverlas 1,8 metros al norte, por lo que no terminarán de estar alineadas con las coordenadas globales de la tierra hasta el año 2020. A partir de ese momento, se prevé que pondrán en funcionamiento un nuevo sistema que pueda irse ajustando gradualmente.

“Utilizamos el viejo sistema de placas fijas para hacer la vida más simple, pero no queremos estar haciendo ajustes con tanta frecuencia. Una vez que tengamos un sistema que pueda gestionar los cambios que ocurran con el tiempo, entonces todo el mundo podrá estar en el mismo sistema”, dijo Jaksa.

Hasta entonces, Australia no estará en el lugar preciso que indica su GPS, sino un poquito más allá.

Dejá tu opinión

comentarios