sedentario

abril 8, 2016 6:30 pm

Ayer fue conmemorado el Día Mundial de la Salud y en ese marco, el Centro de Investigaciones Sociales (CIS) Voices asegura que más de la mitad de los argentinos no hace ejercicio físico y que la mayoría de la población piensa que debería cambiar sus hábitos alimentarios, algo que en Mendoza, según consultas realizadas, la situación es similar.

Para lograr estas conclusiones, el Centro de Investigaciones Sociales (CIS), de la Fundación UADE, realizó un estudio de opinión pública a nivel nacional, con el objetivo de analizar la percepción de los ciudadanos sobre distintos temas vinculados ala salud.

Al respecto, se indicó que el relevamiento se efectuó tomando como base una encuesta realizada durante el último trimestre de 2015, en todo el país, a mil personas mayores de 16 años, utilizando entrevistas personales como instrumento de recolección de datos.

El relevamiento en cuestión reveló que ocho de cada diez entrevistados calificó de manera positiva al estado de su salud: muy bueno el 26% y bueno el 54%.

En tanto, llama la atención de que casi la mitad de la población  dice no hacer ningún tipo de actividad física (el 53% de los entrevistados) y esta cifra trepó a seis de cada diez personas en el nivel socioeconómico bajo.

Otro dato interesante es el siguiente: el 66% dijo que consultó al médico en los últimos doce meses para realizarse un control o un chequeo, mientras que el 34% aseguró que no lo hizo. Por otra parte, un 47% señaló, en cambio, hacer algún tipo de actividad.

En relación a la actividad deportiva que practican los entrevistados, el fútbol resultó el más mencionado (el 31% de quienes manifestaron practicar deportes). Otro 30% dijo practicar caminatas como ejercicio, un 16% declaró hacer aerobic o sesiones grupales en el gimnasio, otro 14% dijo correr, y guarismos menores al 10% declararon hacer básquet, vóley, tenis, natación, entrenamiento con pesas/aparatos, yoga/pilates y baile para ejercicio.

Hablando de frecuencias, un 10% del total señaló hacer actividades una vez por semana o menos, el 14% dos veces por semana y casi un cuarto (el 23%) tres o más veces a la semana.

No es por falta de información

Siete de cada diez entrevistados declararon estar informados sobre lo que es una alimentación sana: un 21% dijo que estaba muy informado y un 52% bastante informado. Sin embargo, cuando se les preguntó si necesitaban cambiar sus hábitos de alimentación la mayoría respondió que sí: uno de cada diez señaló que los debería cambiar radicalmente, y seis de cada diez dijo que deberían cambiar algunos de sus hábitos.

En tanto, dos de cada diez personas expresaron que no deberían cambiar nada. Asimismo, al preguntarles si habían tomado en cuenta alguna serie de conductas saludables en el último año, el 75% de los encuestados dijo que había leído los vencimientos de los productos y un 64% mencionó que había controlado su peso.

Por otra parte, el 47% dijo que había leído las etiquetas para ver la lista de ingredientes de los productos, el 46% dijo que había controlado la grasa que ingería, un 45% que controlaba su colesterol, otro 41% que consumía productos de bajas calorías, un 33% que estaba atento a los nuevos productos saludables y un 26% que había consumido productos orgánicos.

Además, ante la pregunta de si habían padecido una serie de problemas o dolencias en el último mes, siete de cada diez entrevistados declararon que se sintieron muy preocupados, mientras que seis de cada diez confiaron, respectivamente, sentirse sin energía, estresados de tanto trabajo, irritables o de mal genio.

Por otra parte, cinco de cada diez encuestados se sintieron vacíos o deprimidos y cuatro de cada diez tuvieron problemas para dormir en el último mes.

Al indagar si habían probado tranquilizantes en los últimos 12 meses, una de cada diez personas contestó afirmativamente y un porcentaje similar indicó que había consultado a un psicólogo o a un psiquiatra.

Dejá tu opinión

comentarios