ciudadanodiario.com.ar
Prepará el bracito: llegó la micro cámara que se puede inyectar en tu cuerpo
Cargando...
Por Redacción

Prepará el bracito: llegó la micro cámara que se puede inyectar en tu cuerpo



Una cámara tan minúscula que se puede inyectar con una jeringa normal: podría usarse para observar órganos, o incluso el cerebro. Parece cosa de magia, pero ya está disponible, y lo que antes era pura fantasía de películas pochocleras, hoy es una realidad que ayudará a salvar vidas.


Poder insertar una cámara en el cuerpo mientras se está operando permite a los cirujanos tener un nivel de maniobra mucho más eficaz y menos invasiva que tener que hacer incisiones más grandes. Hace ya tiempo que las cámaras se han reducido tanto que ya se instalan en delgadísimos brazos robotizados o en cápsulas que permiten ver el interior del cuerpo (endoscopio). Ahora, la Universidad de Stuttgart fue paso más allá y creó una cámara mucho más pequeña, tanto que cabe en una jeringa. Y se puede inyectar.


La cámara, que contiene tres lentes, es más pequeña que un grano de arena. Se ha logrado crear este nivel de fabricación gracias a una impresora 3D, capaz de imprimir en micrómetros. Estas lentes son lo suficientemente pequeñas como para insertarse en una jeringa y que se pueda insertar en zonas del cuerpo donde antes era imposible acceder.



Puede enfocar a una distancia de 3 milímetros, por lo que se juega con un espacio muy limitado de acción, pero el suficiente como para usarla en órganos o incluso en el cerebro. El resultado es que ahora se puede ver el interior del cuerpo en zonas donde nunca antes se había tenido acceso y obtener así una importantísima información adicional a la hora de localizar el área de observación.



Este avance es sin duda importante, pero más revolucionario será cuando logren usar este tipo de microvisión en nanorobots que pueden moverse dentro del cuerpo humano para detectar y eliminar problemas potenciales. Esto ya ocurrió hace tiempo, solo que fue en la imaginación de los guionistas de “Viaje insólito”, pero ahora además de ser más factible, no será necesario miniaturizar a gente.



comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Prepará el bracito: llegó la micro cámara que se puede inyectar en tu cuerpo

Una cámara tan minúscula que se puede inyectar con una jeringa normal: podría usarse para observar órganos, o incluso el cerebro. Parece cosa de magia, pero ya está disponible, y lo que antes era pura fantasía de películas pochocleras, hoy es una realidad que ayudará a salvar vidas.

Poder insertar una cámara en el cuerpo mientras se está operando permite a los cirujanos tener un nivel de maniobra mucho más eficaz y menos invasiva que tener que hacer incisiones más grandes. Hace ya tiempo que las cámaras se han reducido tanto que ya se instalan en delgadísimos brazos robotizados o en cápsulas que permiten ver el interior del cuerpo (endoscopio). Ahora, la Universidad de Stuttgart fue paso más allá y creó una cámara mucho más pequeña, tanto que cabe en una jeringa. Y se puede inyectar.

La cámara, que contiene tres lentes, es más pequeña que un grano de arena. Se ha logrado crear este nivel de fabricación gracias a una impresora 3D, capaz de imprimir en micrómetros. Estas lentes son lo suficientemente pequeñas como para insertarse en una jeringa y que se pueda insertar en zonas del cuerpo donde antes era imposible acceder.

Puede enfocar a una distancia de 3 milímetros, por lo que se juega con un espacio muy limitado de acción, pero el suficiente como para usarla en órganos o incluso en el cerebro. El resultado es que ahora se puede ver el interior del cuerpo en zonas donde nunca antes se había tenido acceso y obtener así una importantísima información adicional a la hora de localizar el área de observación.

Este avance es sin duda importante, pero más revolucionario será cuando logren usar este tipo de microvisión en nanorobots que pueden moverse dentro del cuerpo humano para detectar y eliminar problemas potenciales. Esto ya ocurrió hace tiempo, solo que fue en la imaginación de los guionistas de “Viaje insólito”, pero ahora además de ser más factible, no será necesario miniaturizar a gente.

comentarios

Login