kirchner cris y scioli

enero 15, 2015 10:10 am

Los precandidatos presidenciales del Frente para la Victoria salieron a defender a coro a la mandataria Cristina Kirchner y rechazaron la
imputación que hizo en su contra el fiscal federal Alberto Nisman por supuesto “encubrimiento” de Irán en el atentado a la AMIA. El gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, catalogó de “inconcebible” la imputación que cursó Nisman contra la jefa de Estado.

“Es inconcebible involucrar a la Presidenta de la Nación en un supuesto encubrimiento, cuando fue precisamente este Gobierno quien más hizo por esclarecer los criminales atentados a la AMIA y la Embajada de Israel, tal como lo ha reconocido la comunidad judía”, resaltó Scioli en su cuenta de la red social Twitter.

A su vez, el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, vinculó al fiscal con el ex espía Jaime Stiusso y consideró que la imputación que realizó contra Cristina Kirchner es “un manotazo de ahogado”. “Es un ridículo, un manotazo de ahogado típico de alguien que respondía a otras estructuras” vinculadas a la Secretaría de Inteligencia, subrayó Fernández.

A la misma teoría abonó el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, quien aseguró que la imputación “es un pase de factura de sectores corporativos que perdieron con las últimas decisiones tomadas en la Secretaría de Inteligencia”. “Somos millones los argentinos dispuestos a defender a Cristina Kirchner de este nuevo ataque, vergonzoso e insólito. Como siempre digo, no le van a perdonar a Cristina Kirchner haber emancipado a la política de las corporaciones que manejaban el poder en Argentina”, sostuvo Randazzo en Twitter.

En tanto, el también precandidato y ministro de Defensa, Agustín Rossi, consideró que la acusación “es un disparate institucional y jurídico”. “El acuerdo con Irán es un acto propio que puede realizar el Poder Ejecutivo Nacional, está dentro de las facultades que la Constitución le otorga a la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner”, sostuvo Rossi.

A la vez, el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, alertó sobre que “hay una estrategia muy clara y grosera para intentar deslegitimar y derrocar al actual gobierno, usando como herramienta a los sectores de la justicia que han sido cooptados por las corporaciones mediáticas, empresarias y políticas”.

Dejá tu opinión

comentarios