prince

abril 24, 2016 11:21 am

Por Veronique Dupont (Noticias Argentinas) – Tres largometrajes y un Oscar. La carrera cinematográfica de Prince fue breve comparada con su reino de cuatro décadas en la música, pero logró dejar su huella en muchas bandas sonoras. Entre el éxito de “Purple Rain” (1984) y el fracaso de “Under the Cherry Moon” (1986) y “Graffiti Bridge” (1990) sólo transcurrieron seis años, aunque suficientes para llevarse una estatuilla dorada y varios premios Razzie, los famosos anti-Oscar.
Fotogénico y excéntrico, adepto a las puestas en escena con aires sexuales y andróginos, Prince Rogers Nelson quiso desde muy pronto triunfar en el séptimo arte. “Las películas y los videos de Prince forman un largo y fascinante strip-tease posmoderno, con sonrisas y miradas picantes, enseñándolo todo pero sin revelar nada”, aseguró la revista The Hollywood Reporter, una de las biblias del entretenimiento.
El disco que lo consagró en la industria de la música, “Purple Rain”, se convirtió en un film semi-autobiográfico sobre un joven artista inspirado en el “Kid de Minneapolis”, como cariñosamente se llamaba a Prince, fallecido repentinamente el jueves a los 57 años. Dirigido por Albert Magnoli, logró seducir a un público que iba más allá de los fans del cantante, al tiempo que el artista acabó recibiendo el Oscar por la música que acompañó la película.

Control creativo
“Purple Rain” recaudó más de 68 millones de dólares en los cines estadounidenses, que en los próximas días volverán a proyectarla en honor al icono del pop. Sólo costó 7 millones de dólares. El investigador de la Universidad de Indiana y experto en músicos en el mundo del cine Landon Palmer considera que su discográfica, Warner Bros., “veía Purple Rain como una herramienta útil para impulsar la carrera musical del artista”. Pero “el éxito de la cinta tomó por sorpresa al estudio”, señaló.
Entusiasmado por su nueva faceta cinematográfica, Prince dirigió, protagonizó y puso música a “Under the Cherry Moon”, una comedia musical en blanco y negro en la que intenta seducir al personaje interpretado por Christine Scott Thomas. La banda sonora incluye los míticos temas “Kiss” y “Girls and Boys”. Pero las cosas no salieron según lo planeado y los críticos destrozaron la película, que terminó siendo un auténtico fracaso de taquilla.
Lo peor llegó con “Graffiti Bridge”, otro intento más de Prince por demostrar sus habilidades como cineasta. La película apenas logró 4,5 millones en ventas de entradas en el mercado doméstico y la música que acompañó la trama cayó en el olvido. Los premios Razzie le concedieron el galardón al peor director, actor y canción. Con ellos puso punto y final a su carrera delante de las cámaras.
“La carrera de actor de Prince es limitada comparada a otras estrellas como David Bowie”, apuntó Palmer. “Como en el resto de cosas, quiso ejercer un absoluto control creativo del proceso y mantener la autonomía sobre su particular forma de ver las cosas. Under the Cherry Moon y Graffiti Bridge muestran su personalidad creativa única”, agregó.
Aunque dejó de actuar, Prince siguió poniendo música a 166 películas y series de televisión, según el sitio especializado IMDB. La melodía de “Happy Feet”, la cinta de animación de George Miller y Warren Coleman, le valió un Globo de Oro en 2007.
El artista también es alabado por la banda sonora de “Batman”, dirigida en 1989 por Tim Burton, que triunfó entre los aficionados y le permitió recuperarse económicamente, ya que en esa época empezó a sentir los primeros agujeros de sus finanzas coincidiendo con los problemas con Warner Bros. “Esa banda sonora representó mejor que ninguna lo que Hollywood intentaba lograr de las estrellas del rock en la década de 1980, porque los estudios buscaban promocionar de forma paralela sus propiedades intelectuales”, subrayó Palmer.

Dejá tu opinión

comentarios